Wednesday, March 29, 2017

spaña, en la era de Ra

Los jugadores españoles felicitan a Deulofeu tras su gol en París. CHRISTOPHE SIMONAFP-PHOTO
Desde el nuevo ojo en el cielo del fútbol del siglo XXI, la selección de Lopetegui es buenísima. Y puede crecer aún más si recupera a toda la generación de cuando vivía con sus selecciones inferiores. Pienso en Muniain, incluso en Illaramendi y, desde luego, en Cristian Tello, que sólo la política mezquina de La Masia azulgrana, como en el caso de Deulofeu, los perdió impertinentemente.
Tendrá que recuperarlos. Supongo que lo hará. Porque a la sombra de la selección básica de Aragonés nació una nueva generación de futbolistas todavía superior a los Xavi, Iniesta, Villa, etc.. Estos nuevos "chicos maravillosos" tienen un futuro excepcional, como aquellos "wonder boys" que cantaba Dylan cuando ganó el Oscar con la película del malogrado Curtis Hanson.
Así que nos tenemos que comer todas las raíces del mal. Ángel Villar acertó con Lopetegui. Desde el ojo de Ra, ver jugar a la selección, en la primera fase, en sus genuinos minutos de posesión, era una delicia. Exquisitez, con salida rápida del balón. Tenía a su equipo titular, salvo Koke por Thiago, pero tenía tres rémoras en ataque. Por eso, no llegó el gol. Es decir, jugar con Pedrito, Morata y, sobre todo Isco, era como jugar con tres menos.
Hace tiempo Mourinho descifró el verdadero valor de Pedro. Morata es un jugador desperdiciado, sólo por culpa de Florentino Pérez, que por proteger a su "niñito" Benzema, lo mandó a la dolida y alpina Turín. En dos años en el fútbol italiano Morata se ha consumido como una vela de campanario. El caso Isco es el más perverso y lamentable. Es la pérfida historia de cómo los agentes pueden mediatizar en la prensa. Si el Barça le da lo que dice el agente que le van a dar, que es imposible, el Madrid ya puede dormir tranquilo. Isco no es para el fútbol moderno. No pasa de ser un jugador de futbolín.
Cuando se vio que los galos atacaban como Obelix, Lopetegui se sacó de la manga al gran Thiago y al mágico Silva. Todo cambió. Y en cuanto salió el increíble Deulofeu -cómo me ha gustado siempre ese jugador- entonces Lopetegui ganó el partido.
Para que luego se hable de los arbitrajes. Si el juez germano no tuviera a Ra desde el cielo, con el ojo que todo lo ve, a la selección le hubieran birlado el lance. Soy un forofo desde niño de las tecnologías. El nuevo Horus o VAR son inventos fabulosos, que jamás adulterarán un partido. La MTV acabó con la radio. El VAR ha acabado con el pito del árbitro. Tanto están cambiando los tiempos que hasta YouTube se ha cargado a la MTV. El mundo es así.
No quiero hablar de ese tremendo seleccionador Deschamps. Baste con recordar cómo su selección perdió el título europeo, en su casa y con jugadores formidables. ¿Quieren que me pronuncie sobre lo que la prensa española ha llamado el fénomeno Mbappé? Pues bien, si ese chico vale 100 millones de euros, el magnífico Mariano, el chico de la cantera blanca sin titularidad, vale 200. Una vez más los agentes manipulan el estado del fútbol, a pesar de que ahora Ra lo ve todo desde arriba, algo que ya sabían los egipcios.

No comments: