Thursday, February 23, 2017

Corona de EL-ENA

Letizia se pone la tiara de la reina Ena para eclipsar a Juliana Awada


Letizia, con la tiara que han lucido la reina Victoria Eugenia, Doña Sofía y la condesa de Barcelona. G3

La Reina ha lucido en su duelo de estilo con Awada la diadema más valiosa del joyero real: la de Flor de Lis, la que Alfonso XII regaló a Ena por su boda

Doña Letizia ha vuelto a tumbar a Juliana Awada la noche de este miércoles en la cena de gala ofrecida en Palacio y para ello ha echado mano de las famosas 'joyas de pasar', ésas que ha heredado de Doña Sofía vía Victoria Eugenia de Battenberg y que sólo se pueden poner las Reinas de España.
La esposa de Felipe VI se ha puesto por primera vez la diadema de las lises, también llamada tiara de la flor de lis, con la que la Reina Sofía escogió para despedirse de su reinado hace dos años y que se puso durante muchas ocasiones solemnes.
La pieza, una de las más valiosas del joyero de la Casa Real Español junto al collar de perlas rusas que Letizia se puso en los Premios Princesa de Asturias de 2015, fue creada en 1906 por Ansorena para la boda de la Reina Ena con Alfonso XIII el 31 de mayo de ese mismo año. Alfonso se la regaló a su prometida como pedida de mano y es la más representativa de nuestra corona, porque además, cuatro años después de la boda, se amplió con nuevos elementos y se modificó para que se pudiera ampliar su base.

La diadema está realizada en platino y brillantes en forma de cestillo con charnelas que permiten lucirla cerrada o abierta. Los muchísimos brillantes de talla diamante que lleva engastados tienen forma de flores de lis, emblema heráldico de los Borbones. De hecho, Letizia, en un guiño a la dinastía de su esposo, también se ha prendido en la solapa el broche en forma de flor de lis que forma parte de su tiara Ansorena propia, la que le regaló Don Felipe hace siete años por su quinto aniversario de boda. Además escogió los brazaletes de brillantes de Cartier de Victoria Eugenia que tanto usó Doña Sofía. El diseño de la preciosa tiara, muy del estilo de principios de siglo, se completa con otros motivos vegetales.

Una gran ocasión

Se trata de una de las pocas ocasiones en las que hemos visto a nuestra Reina tan enjoyada, pues también ha elegido los pendientes de brillantes espectaculares que Ena se puso en su boda y que asimismo se ha puesto muy a menudo Doña Sofía durante el mandato de Don Juan Carlos I. Estos pendientes van a juego con el famoso collar de chatones que también regaló Alfonso XIII a su esposa y al que sumaba cada año de matrimonio un brillante hasta su muerte. Son muy vistosos y señoriales: se componen de un diamante de talla brillante grande con otros más finos alrededor.
Esta tiara se la puso por última vez su primera dueña, la Reina Ena, en la cena previa a la boda de su nieta la Infanta Pilar, en 1967. Aunque también se la puso después Doña María de las Mercedes, esposa de Don Juan, que nunca llegó a reinar pero sí tenía acceso a estas joyas. Fue la Reina Sofía quien más la ha utilizado, aunque ahora parece que la Reina Letizia parece dispuesta a lucirla tanto como merece

No comments: