Friday, September 23, 2016

Urkullu: "No creo en la vía unilateral y además no cabría en Europa"


IÑAKI ANDRÉSARABA PRESS

El candidato del PNV llega a las elecciones con las encuestas de cara y un discurso firma
Confía en ser reelegido como 'lehendakari', pero no a costa de cualquier acuerdo

El candidato del PNV, Iñigo Urkullu, que tiene muchas posibilidades de ser reelegido lehendakari tras las elecciones autonómicas del domingo, rechaza en una entrevista con EL MUNDO la «vía unilateral» para conseguir más autogobierno para el País Vasco. En las antípodas del discurso del nacionalismo catalán, Urkullu asegura que dar pasos en ese sentido sin pactar con el Gobierno central «no tendría cabida en Europa» y recuerda que la «propia historia» del autogobierno vasco «es pactista».
¿Qué ha pasado en Euskadi para que ahora sólo un 19% de los vascos deseen la independencia?
Pero hay un porcentaje altísimo que quiere más autogobierno. En estos momentos los ciudadanos valoran la estabilidad y la necesidad de respuestas a una situación saliendo de la crisis económica y valoran la necesidad de más autogobierno sin que eso suponga una independencia.
¿Es posible lograr ese mayor autogobierno con los procedimientos que recogen la Constitución y el Estatuto?
Sí. De hecho, la Disposición Adicional Primera de la Constitución, que respeta y ampara los derechos históricos, luego se desarrolla en el Estatuto de Gernika en su Disposición Adicional Única, donde se recoge la actualización de los derechos históricos.
¿Su propuesta entonces respeta la Constitución y el Estatuto?
Por supuesto y está basada en los derechos históricos del pueblo vasco.
¿Por qué incluye una «consulta habilitante» previa a que se pronuncien las Cortes Generales que no se contempla en el procedimiento actual?
Porque el Gobierno español no quiere ni oír hablar de una consulta a pesar de que la propia Constitución tiene un artículo que recoge la facultad de delegar a las comunidades autónomas la convocatoria de una consulta. Nos encontramos con una cerrazón al ejercicio de un derecho democrático como es consultar a la ciudadanía. Y entronca con los derechos históricos. La Constitución sólo reconoce los derechos históricos del País Vasco, de nadie más.
Entonces, ¿la consulta habilitante es para usted irrenunciable?
Para mí sí, pero antes hay que alcanzar un acuerdo en el Parlamento vasco.
Hay partidos en Euskadi que le presionan para que asuma la vía de confrontación utilizada por Cataluña. ¿Ha llegado a plantear una respuesta unilateral si todo sigue estancado?
No. Yo personalmente no creo en la vía unilateral y además desde Cataluña se sigue planteando un acuerdo con el Estado. No creo en una vía unilateral en Europa, no tendría cabida. La propia historia de nuestro autogobierno es pactista.
¿La reclamación compartida del derecho a decidir por PNV, EH Bildu y Podemos será el trampolín en el que acelere estas reclamaciones?
No. Eso es una base para el ejercicio de ese principio democrático.
Pero, lehendakari, ¿qué es el derecho a decidir?
Una herramienta de un principio democrático. No es el fin, que puede ser el de la independencia, de la relación bilateral, de la dependencia, la secesión... El derecho a decidir es un ejercicio del principio democrático que creemos compatible con el de la legalidad.
¿Por qué los vascos pueden decidir sobre el futuro de Euskadi y el resto de españoles no sobre el futuro de una parte de España?
Porque somos naciones diferentes. Mire, esto es como Escocia, que su Gobierno negocia con el británico la realización de un referéndum y quien participa son los escoceses, no los británicos. Estamos hablando de un Estado español plurinacional en el que luego no se ejerce esa plurinacionalidad.
Ese punto de encuentro del derecho a decidir es el que ha utilizado Arnaldo Otegi para proponer un Gobierno de coalición de PNV, EH Bildu y Podemos. ¿Estaría dispuesto a explorarlo?
No tiene sentido.
¿Por qué?
Porque los números, según las encuestas, ya nos darían con uno de los dos para tener una mayoría absoluta. Es un planteamiento trampa por parte de EH Bildu.
¿En qué consiste la trampa?
En que lo que quiere es pactar con Podemos para desplazar al PNV a la oposición. Pero se le hace muy duro decirle a un votante abertzale que lo que quiere es pactar con Podemos, donde se le ha ido un número importante de votos, y encima con un partido que no es nacionalista. Este es el eje que quieren construir aunque unos y otros lo han intentado disimular.
Usted como lehendakari es el máximo representante ordinario del Estado en Euskadi, ¿se siente partícipe de los problemas de gobernabilidad en Madrid?
A tal punto que sigo reivindicando la necesidad de pactos de Estado. Pero quienes somos representantes ordinarios incluso de comunidades nacionales nuestra voz no tiene tanta importancia como la de los líderes políticos.
¿Por qué le da igual al PNV lo que suceda en Madrid?
Igual no nos da. Nos da igual si no se tiene en consideración lo que pase en Euskadi. Yo he venido reclamando pactos de Estado desde hace ocho años tanto a los presidentes del Estado como al Jefe del Estado. Estamos en una crisis institucional, económica y social a la que ni el PP ni el PSOE quieren hincarle el diente.
En ese contexto, ¿sigue manteniendo lo que se interpretó como una predisposición a considerar a Sánchez como una alternativa mejor a la continuidad de Rajoy?
Pero el problema lo tiene Sánchez dentro del PSOE cuando ya le han salido voces internas que le dicen que 85 diputados no son suficientes para presentarse a una investidura si no cuenta con los partidos nacionalistas. El problema lo tiene el PSOE con la realidad de dos naciones como Cataluña y Euskadi. Sánchez tuvo el no del PNV porque no atendió a la agenda vasca del PNV. Tanto Sánchez como Rajoy conocen los planteamientos del PNV y no es el de que como España está en una situación de urgencia necesitamos una abstención consentida. Lo que hace falta es un Gobierno fuerte y estable. No elegir un presidente para hoy y que volvamos a tener elecciones en seis u ocho meses.

No comments: