Thursday, April 14, 2016

DAVID BOHM Y EL ORDEN IMPICADO

Posted by el Saturday, November 22nd, 2008
ordenimpicado21
“La capacidad de percibir o pensar  de manera diferente es más importante que el conocimiento adquirido”.
David Bohm
La ciencia también nos puede aportar algo al tema de los sentimientos en particular y de la conciencia en general, considerando que ésta incluye el pensamiento, el sentimiento, el deseo, la voluntad, etc…
La Física moderna en su búsqueda de la verdad ha llegado muy lejos y se han formulado teorías que no solamente son válidas para el mundo inanimado sino que pueden aplicarse a los seres vivos y aún al hombre, llegando a alcanzar su propia conciencia.
David Bohm, discípulo de Einstein y amigo personal de Krishnamurti, en su intento de conjugar la física relativista ( velocidades cercanas a la luz, espacio y tiempo ) con la física cuántica ( el átomo y las partículas en que se puede dividir) , ha elaborado una teoría : el orden implicado y la totalidad. Sin embargo esto no es para el más que una excusa, en realidad el propio Bohm reconoce que lo que el intenta es llamar la atención y encontrar una explicación al problema general de la fragmentación de la conciencia humana y aunar materia y conciencia.
Cuando se estudia en profundidad la relatividad y la física cuántica se encuentra un punto de coincidencia. Tanto una como la otra coinciden en la necesidad de mirar el mundo como un todo continuo, en el cual todas las partes del universo, incluyendo el observador y sus instrumentos se mezclan y se unen en una totalidad.
David Bohm considera que en realidad todo está ordenado según un orden preestablecido. De este orden nosotros podemos conocer a través de nuestros sentidos e instrumentos el orden que él llama Explicado. Sin embargo subyacente a este orden existe otro orden que el llama orden Implicado. Lo llama así porque considera que esta plegado sobre si y mientras no se despliegue no podemos conocerlo. La suma de los dos formaría la Totalidad.bohmkrishnamurti1
Para ilustrar esto propone varios experimentos, algunos de ellos bastante complejos y que sería bastante difícil exponer aquí. Sin embargo hay un experimento que nos puede aclarar un poco estos conceptos de orden Implicado y orden Explicado. Partimos de un recipiente transparente lleno de un fluido muy viscoso, como melaza, y equipado con un rotor mecánico capaz de “remover” el fluido muy lentamente, pero en todo su volumen. Si dejamos caer una gota de tinta insoluble en el fluido y ponemos en movimiento el aparato removedor, la gota de tinta se irá transformando gradualmente en una hebra que se irá extendiendo por todo el fluido. Al final, aparecerá como distribuido más o menos “al azar” de modo que se verá como una cierta sombra gris. Pero, si hacemos girar ahora el rotor mecánico removedor en la dirección opuesta, la transformación se hará a la inversa, y la gota de tinta aparecerá de repente, reconstituida.
Aunque la tinta estaba distribuida en lo que parecía ser al azar, sin embargo tenía cierta clase de orden que era diferente, por ejemplo, del que obtendríamos con otra gota que se colocara al principio en una posición diferente. Pero este orden está plegado o implicado en la “masa gris” que era visible en el fluido.
Al Intentar adentrarse en este orden implicado los físicos han descubierto que en realidad en cada átomo de este orden implicado hay la información de la totalidad. Es como si cada átomo tuviera una imagen holográfica de la gota. También han descubierto, cuando han intentado rastrearlo en las partículas más pequeñas en que se puede dividir el átomo: los hadrones y los quarks, que este orden Implicado es multidimensional o sea que tiene acceso a otras dimensiones que no conocemos.
Si ahora nos centramos en nuestra conciencia (como suma de nuestros pensamientos, sentimientos, deseos, voluntad, etc…) vemos que en ella también hay un orden Explicado y un orden Implicado. Nuestros pensamientos, sentimientos y deseos corrientes forman parte de este orden Explicado. Pero por debajo de ellos subyace el orden Implicado.
Llegados aquí nos podríamos hacer las preguntas: nuestros pensamientos, sentimientos, deseos, etc.., ¿son buenos o malos? ¿Podemos cultivar nuestros pensamientos, deseos o sentimientos y llevarlos a la perfección? La física moderna es rotunda: nuestros pensamientos, deseos, sentimientos, etc., la propia conciencia son fracciones, pequeñas partes de una totalidad, una minúscula parte , nuestra consciencia una pequeña fracción de una totalidad multidimensional.
Nuestros sentimientos, deseos, no son buenos ni malos, sencillamente son limitados y por ello buscamos fuera, en otras personas esta totalidad, con la esperanza de que ellas nos desplegarán este orden implicado que nos lleve a la totalidad, a la unidad. Buscamos la unión con nuestros semejantes, pero esta nunca llega porque todos somos fracciones, solamente cuando hayamos desplegado este orden implicado que duerme en nuestra conciencia y formemos parte de la totalidad dispondremos de los verdaderos sentimientos, deseos, voluntad y de un pensamiento no fraccionado.
Cuando llegamos a tomar conciencia de nuestro estado fraccionado y de sus limitaciones entonces estamos capacitados para preguntarnos:
¿Pero cómo acceder a la totalidad, a la unidad, a Dios? La física nos dice que en un átomo de este orden Implicado, por sus características holográficas, se halla inscrita la información de la totalidad. Si dirigimos nuestro foco hacia el punto de donde emanan todos los sentimientos, nuestro corazón, hallaremos allí un átomo que contiene toda la información. Solo falta conectar con él o mejor dejar que él conecte con nosotros. Este es el camino interior que nos llevará a la Totalidad, a la Unidad.

No comments: