Monday, February 08, 2016

Wilhelm Reich y el descubrimiento del orgón. Segunda Parte. Del orígen de la vida al descubrimiento de los Biones.


Wilhelm Reich y el descubrimiento del orgón. Segunda Parte. Del orígen de la vida al descubrimiento de los Biones.


Wilhelm Reich.
Wilhelm Reich.
Mi anterior y primera entrada sobre la obra de Reich es de las menos visitadas y como en ella decía, la obra de Reich es de largo dentro de la de todos los científicos proscritos de la ciencia occidental moderna, la más atacada por el oficialismo y la más malinterpretada por parte de la pseudociencia alternativa. Más incluso (que ya es decir) que el propio Tesla, Schauberger, Prioré y otros. En este sentido, no me sorprende el poco interés que se ha mostrado porque entiendo que no a todos les interese saber la verdad sobre estos descubrimientos, y prefieran otras ideas que tienen tanto que ver con la obra de Reich como una piedra con un calamar. Hay personas demasiado habidas de noticias sensacionalistas y contra eso, uno poco puede hacer que contar las cosas como son y no como a algunos les gustaría que fueran, y intentar poner un poco de rigor entre tanto desvarío.

Clamorosa imagen de la detención de Wilhelm Reich.
Clamorosa imagen de la detención de Reich.
Atacada porque su descubrimiento que hoy se presenta en esta segunda entrada esto es, que el origen de la vida se produce de manera espontánea a partir de la materia inerte, y no solo eso sino que es además un fenómeno natural y espontáneo, pondría de patas arriba TODO la concepción y la idea que tiene la biología moderna sobre este tema clave del que lo ignora prácticamente todo. Pero como parece que para algunos este simple hecho que supondría sin duda el MAYOR DESCUBRIMIENTO DE LA HISTORIA DE LA BIOLOGÍA no es suficiente motivo, como tampoco parece serlo su detención, encarcelamiento y orden de Quema Pública de su obra hecho absolutamente inaudito en la historia moderna, la pseudociencia NewAge se ha dedicado durante estos últimos años a inventarse y a seguir erre que erre volcando la mayor cantidad de absurdos indemostrados que nunca jamás se han vertido sobre la obra de científico alguno, haciendo afirmaciones categóricas carentes de todo fundamento. No todo el mundo estaría en ese mismo saco, pero si una amplia mayoría, que con el tiempo, me ha obligado a generalizar de esta manera.
Wilhelm Reich con su hijo, Peter.
Reich con su hijo, Peter.
En esta segunda entrada vamos a profundizar en las hipótesis que planteó Reich, que le llevó a ver que el origen de la vida era un fenómeno natural y espontáneo. Es importante que nuestro entendimiento global del proceso sea lento y pausado, basado en los datos empíricos y las hipótesis razonables que al genio se le fueron ocurriendo durante su duro camino y su dura vida. Recordemos que este descubrimiento se produzco en Noruega donde Reich se encontraba exiliado de los Nazis, después de haber sido expulsado de la internacional socialista años antes y del Psicoanálisis después. Reich era por esa época ya un “Rara Avis” absoluto. Así que dejemos las supersticiones al lado y centrémonos en ver como este hombre llegó a los resultados que llegó y lidió con los problemas y retos que le fueron apareciendo, que les puedo asegurar que fueron muchísimos.

El descubrimiento del Orgón. La hipótesis.

De toda la investigación que llevó Reich sobre su primera etapa psicoanalítica, solo nos interesa la premisa o hipótesis a la que llegó después de muchos años de investigación con distinto tipo de pacientes, y es que la energía que se produce en un orgasmo, es una energía especial, diferente, y muy ligada a la vida o más en concreto al nacimiento de la vida, y que se manifiesta en forma de una pulsación.
El experimento sobre el origen de la vida o biogénesis primaria de Stanley Miller y Harold C. Urey.
El experimento sobre el origen de la vida o biogénesis primaria de Stanley Miller y Harold C. Urey.
Reich esgrimía que toda forma de vida necesariamente pulsaba, y que de dicha pulsación estaba constituida de la Superimposición de dos ciclos, un ciclo de actividad expansiva, y un ciclo de vagotonía o normotomía implosiva. Los desequilibrios o arritmias en este ciclo pulsante equivalían a las enfermedades comunes que siempre tenían un origen psicosomático y que Reich relacionó mucho con la represión sexual por su influencia psicoanalítica. En este sentido, Reich siempre intentó encontrar el origen de dicho desequilibrio en un problema mente-cuerpo o psique-psoma, y es interesante ver los paralelismos que de esto se pueda derivar con otras medicinas occidentales modernas que operan en este sentido, como pueda ser la Nueva Medicina Germánica del Doctor Ryke Geer Hamer.
Laboratorio de Wilhelm Reich.
Laboratorio de Wilhelm Reich.
A tales conclusiones había llegado primeramente con la simple observación casuística en su etapa Freudiana, y a posteriori y de manera más empírica, después de medir el campo bioeléctrico que se produce en la piel durante la expansión y la contracción del cuerpo durante un orgasmo, que era según sus hipótesis, el momento de máxima intensidad de este campo. Se trataba de unos pocos pero suficientemente indicadores milivoltios. Reich encontró también, que dicha “electricidad” era opuesta a la electricidad convencional, ya que cuando aplicaba pequeñas corrientes eléctricas a ciertas bacterias, lo que se observaba es que estas se enrollaban rápidamente sobre si mismas en lugar de expandirse, amén del hecho conocido de que la electricidad es un fenómeno tan profundamente no orgánico.
Teniendo en cuenta que ciertas substancias ácidas ricas en iones de hidrógeno H+  y por tanto en cargas eléctricas positivas deberían de tender a expandir, y que ciertas substancias alcalinas ricas en radicales OH- y por tanto en cargas eléctricas negativas tendían a contraer, Reich dedujo un simple esquema como el siguiente.
Esquema tensión relajación.
Esquema tensión relajación.

La fórmula Tensión – Carga – Descarga – Relajación.

La fórmula que postuló Reich es la formula tensión → carga → descarga → relajación, que con el tiempo se convirtió en el emblema simbólico que hizo famoso el trabajo de Reich.
Esquema tensión relajación.
Esquema tensión relajación.
Reich partía por tanto de la base de que debía de existir un equilibrio entre una presión interna tendente a expandir y una tensión superficial tendiente a lo contrario es decir a contraer, y que esta era universal y absolutamente propia de toda forma viviente, siendo la enfermedad un desequilibrio en esta fórmula de tensión – relajación. Extendió un concepto propio del psicoanálisis de comportamientos expansivos (placer, rabia, ira…) o implosivas (ansiedad, represión sexual…), y pensó que esta mezcla de dos energías debía reflejarse en la naturaleza, empezando por la célula hasta llegar al carácter propio del individuo.
Como decía, primeramente Reich comprobó al microscopio que muchas bacterias se comprimían sobre si mismas y por tanto la fuerza superficial se sumaba a la electricidad con el resultado final una contracción. También comprobó que no todas las bacterias tienen la misma tensión superficial y que algunas necesitaban más corriente eléctrica. Posteriormente, verificó como sustancias como el potasio tendían a aumentar la contracción esto es la tensión superficial celular, y al contrario, el calcio tendía a aumentar la presión celular interna, permitiendo que estas estallasen.
Leon Southgate autor del ensayo Wilhelm Reich y la medicina china.
Leon Southgate autor del ensayo Wilhelm Reich y la medicina china.
Aquí hay otro interesante paralelismo de la obra de Reich con la medicina china, que estudió las propiedades Ying y Yang de los diferentes elementos químicos, siendo unos activadores/inhibidores del sistema simpático y parasimpático. Interesante es el libro basado en el doctorado de Leon Southgate sobre la relación entre la medicina china y Reich, con datos empíricos que demuestran tal relación (aunque a veces se empecine en decir lo contrario). En mi entrada sobre transmutaciones hacíamos referencia a que las sales de cloro como la sal común tiene un efecto calórico inverso a las potásicas. En este cuadro se especifican algunas de las sintomatologías típicas de acuerdo a la medicina orgónica.
Reich y su microscopio
Reich y su microscopio
Hamer es de la opinión que la enfermedad es un proceso bifásico que se manifiesta casi siempre en la segunda fase llamada fase de solución. Por ejemplo, si un paciente muestra sus manos frías durante mucho tiempo es posible que esté en fase activa de una enfermedad/conflicto que se manifestará en cuanto el conflicto haya sido resuelto. La grandeza de Hamer y que es lo que sitúa su medicina a años luz de todo lo descubierto hasta ahora, es que lo demostró con datos y pruebas empíricas irrefutables que le valieron escribir sus famosas 5 leyes férreas. Es por esto que la NMG debe de estudiarse por separado completamente de todas las otras medicinas incompletas como lo es sinceramente, la medicina Reichiana, ya que solo llega a hipótesis sobre el origen de la enfermedad.

El microscopio de Reich y Royal Raymond Ryfe.

Una pregunta que probablemente le haya surgido al lector es muy simple y lógica.
¿ Con todos los avances científicos que tenemos hoy en día, como es posible que no se hayan detectado estos biones?
Microscopio de Reich. Fuente; Los Experimentos con Biones.
Microscopio de Reich. Fuente; Los Experimentos con Biones, pg10.
Las razones son varias, pero vamos a empezar por la más tangible. En los años 30 los microscopios utilizados en investigación eran ópticos, y el que concretamente usó Reich en Noruega que le permitió descubrir los biones, era especialmente potente. Reich nunca dejó de elevar de sus cualidades y de su óptica, sin el cual no se cansó de repetir que nunca hubiera podido llegar a conseguir sus descubrimientos. Es importante aquí hacer un alto para hablar de Royal Raymond Ryfe, un inventor autodidacta que 10 años antes había construido un potente microscopio óptico que el mismo había diseñado. Constaba de 5.682 partes, y 14 cristales de cuarzo esmerilado. Parece ser en honor a la verdad que Ryfe había descubierto los biones antes que Reich, y es posible que el descubrimiento de los biones por Reich estuviera inspirado en la lectura de los trabajos de Ryfe ya que nunca ha quedado muy clara la “inspiración” que permitió una deriva tan súbita en la investigación de Reich hacia la microbiología. Hay varias cosas que nos hacen pensar esto, como por ejemplo la descripción de los bacilos presentes en los tumores que Ryfe denominó BX, que es casi clavada a la que Reich daría a los bacilos T (T de Tod o muerte en alemán).
El Microscopio de Royal Raymond Ryfe.
El Microscopio de Royal Raymond Ryfe.
Durante esta época había una gran discusión entre las teorías filtracionistas o pleaformistas, que sugerían que los bacterias podían adoptar formas muy complejas y penetrar en todo tipo de superficies y tejidos, cuyo máximo exponente fue el doctor sueco Ernst Bernhard Alquist, y los no filtracionistas, que contaban con el apoyo de la emergente y todopoderosa industria farmacéutica (la ciencia oficial como siempre, considerando la vida como algo anómalo y raro). El caso es que Ryfe ya describió unos diminutos microelementos presentes en células putrefactivas como los hongos o las levaduras al estudiar la evolución de estos bacilos BX, de manera muy parecida a como lo descubrió Reich 10 años después. Más adelante, Ryfe supuestamente descubrió una máquina que podía destruir todo tipo de bacterias virus u otras formas de vida, y curar con ello todo tipo de enfermedades incluida el cáncer, usando una frecuencia o frecuencias concretas y por tanto no dañando a las otras células sanas. No fue el único por aquellos años, la época dorada de la electromedicina, y su posterior muerte en los años 50 enterrada por los intereses de la industria farmacéutica. Destacaremos a Jacques Arsène D’Arsonval y a su alumno aventajado Georges Lakhvosky, quienes a finales de los años 30 desarrollaron varios sistemas que podían eliminar los tumores de manera efectiva. De la electromedicina y de estos genios, espero poder hablar largamente a principios del año 2014 con un interesante e inédito artículo que llevo años preparando.
bion-experiments-wilhelm-reich-paperback-cover-artLa cuestión es que estos microscopios podían llegar fácilmente a 5.000 aumentos, y para tales magnitudes, hoy en día se utilizan microscopios electrónicos que tienen la “desventaja” (por decirlo de alguna manera) de necesitar matar toda forma viviente. El simple sentido común nos obliga a pensar que para ver la vida hay que hacerlo en vida, y solo hay una forma de ver como se comporta la vida a esos aumentos, y esta es, en vida. Pero eso, no parece ser lo que piensa la biología oficial. Eso fue lo que hizo Reich, y ninguno de los que han pretendido atacar y ridiculizar los descubrimientos de Reich, en ocasiones de manera salvaje y despiadada, han realizado los experimentos ni con el material ni con el instrumental óptico con el que Reich contó en su debido momento.
La ciencia moderna ya ha concluido que lo que se ve son partículas partículas brownianas, que este es un tema cerrado, así que muy pocos cuestionan ese dogma.

Los experimentos.

“En lugar de luchar contra la naturaleza, aprendamos de ella. El amor, el trabajo y el conocimiento, son las fuentes de nuestra vida, y por tanto, deberían de gobernarla.”  Wilhelm Reich.

Los primeros experimentos llevados a cabo en Noruega fueron con césped y musgo.

Detalle de la desintegración de una célula de césped en biones. Ref: The Heretic's Notebook. James de Meo. Pag 88. Experimento llevado a cabo por Maxwell Snyder, pseudónimo de un graduado en biología.
Detalle de la desintegración de una célula de césped en biones. Ref: The Heretic’s Notebook. James de Meo. Pag 88. Experimento llevado a cabo por Maxwell Snyder, pseudónimo de un graduado en biología.
Reich empezó observando que a medida que las células del césped empezaban a morir por putrefacción, formaban en su interior unas vesículas como las que podemos ver en la foto adjunta siguiente, de manera que la célula se reconvertía en una especia de vaina contenedora de vesículas diminutas, como si de una arbeja de guisante se tratara. Aplicando la hipótesis de Reich, se estaba produciendo una muerte celular por exceso de tensión superficial, estos es la célula estaba implosionando. Estas diminutas partículas eran obviamente, los biones. Al final, las células de césped se desintegraba en estas vesículas, que empezaban un movimiento azaroso, vivo y pulsante. En una disolución en Cloruro de Potasio ( KCL ) a 0,1M (una disolución que contienen unos 12 gr de KCL por litro de agua destilada) donde a la vista del gráfico anterior el potasio actúa como un agente  contractivo, Reich comprobó como efectivamente el proceso se aceleraba, es decir las células de césped se desintegraban más rápidamente en los minúsculos biones con respecto a un control, confirmando su hipótesis de tensión-relajación.
En este recuadro obtenido de Heretic’s Notebook vemos el esquema de la desintegración de las células de césped en biones.
Foto. Formación de biones a partir de césped y posibles estructuras subsiguientes. Experimento de biogénesis primaria. James De Meo. Ref: The Heretic's Notebook. Pg 101.
Foto. Formación de biones a partir de césped y posibles estructuras subsiguientes. Experimento de biogénesis primaria. James De Meo. Ref: The Heretic’s Notebook. Pg 101.

El segundo experimento fue con materia no viva, tierra y arena.

Biones obtenidos de Tierra. Heretics Notebook.
Biones obtenidos de Tierra. Heretics Notebook.
Observó como pequeñas vesículas se desprendían de los cristales, primero realizando un movimiento rotativo, después de contracción y pulsación (que después ya comprobó que eran biones plenamente formados) para finalmente tener un movimiento más ondulado y rejuntarse en estructuras celulares tubulares móviles independientes. Estos biones reaccionaron a pequeñas corrientes de unos pocos mA, dejando su movimiento azaroso por una migración al ánodo o cátodo en función del signo de la carga. Por tanto sea lo que esto fuera, reaccionaba al paso de la corriente eléctrica lo cual es una de las características propias de la vida. Al mismo tiempo, los biones reaccionaban a las tinciones microscópicas, señal inequívoca que se trataba de formas de vida. Cuando Reich añadió después gelatina esterilizada, se dio cuenta de que más rápidamente de lo previsto, estas vesículas (biones) se reorganizaban espontáneamente para crear de nuevo pseudoamebas en formas tubulares como vainas de biones, que se “comían” literalmente a los otros biones. Un proceso contrario y al mismo tiempo complementario por tanto al anteriormente descrito. Experimentos con y sin gelatina permitieron ver diferentes velocidades en las cuales el proceso de recombinación espontánea se aceleraba. Las diferencias al cabo de dos días con respecto a un control, eran notorias.
Para evitar confusiones con otras formas de vida presentes en los materiales o vía gérmenes del aire que pudieran llegar a las muestras, que fue lo que siempre se ha alegado para negar sus resultados, Reich decidió esterilizar (*2). En ambos casos, se encontró con una sorpresa inesperada que cambió por completo el sentido de sus investigaciones.
(*2 Esto proceso llamado autoclave, se podía realizar en seco (180 grados en horno), o en húmedo (120 grados en olla a presión)).

El paso anterior al Descubrimiento Revolucionario. El encuentro con lo inesperado.

Foto. Cultivo de biones de césped después de autoclave. Obsérvese lo esparcidos que estan y el color azulado. Ref: The Heretic's Notebook. James de Meo. Pag 88. Experimento llevado a cabo por Maxwell Snyder.
Foto. Cultivo de biones de césped después de autoclave. Obsérvese lo esparcidos que estan y el color azulado. Ref: The Heretic’s Notebook. James de Meo. Pag 88. Experimento llevado a cabo por Maxwell Snyder.
Miles de biones separados los unos de los otros y mostrando un movimiento aleatorio, vigoroso y pulsante, muy parecido al que tenían al cabo de unas semanas de dejar la solución en KCL, se había conseguido en tan solo esa media hora de esterilización, mientras el control que no se había esterilizado presentaba una forma desestructurada y con escasa vida y movilidad. Era exactamente todo lo contrario de lo que se esperaba, y Reich empezó en este momento a darse cuenta de que su descubrimiento, era una bomba de relojería a la concepción Pasterista imperante en la biología moderna. ¿ Como era posible que una forma esterilizada presentara mas vida potencial que una forma no esterilizada? El resultado iba contra todo sentido común.
Era cuestión ahora de probar con diferentes substancias cada una con la propiedad de hinchar o comprimir, y observar si lo ocurrido estaba de acuerdo con la fórmula-hipótesis original de tensión – carga – relajación. Y varios experimentos lo certificaron.

Experimentos con combinaciones de lecitina KCL y colesterina.

Biones Hierro1
Biones desprendiéndose literalmente del polvo de hierro incandescente. Ref: The Heretic’s Notebook. Pag 100. Diferentes experimentos de biogénesis primaria llevados a cabo por James De Meo.
Empezó con lecitina y KCL (compresión) no observando formas móviles pero si unas estructuras tubulares. Continuó con clara de huevo sobre colesterina (distensión), y tampoco nada ocurrió. Pero si se añadía clara con todo, lecitina, colesterina y KCL entonces se producía un rápido crecimiento biónico, acompañado significativamente con la sempiterna presencia de abundantes suspensiones coloidales. Los mismos experimentos se repitieron usando formas completamente inorgánicas como el hollín y el carbón, dando resultados que no dejaban duda acerca de la formación de la vida por reorganización espontánea de estos biones. en todas las formas y combinaciones posibles (autoclave seco/húmedo, con/sin lecitina, etc…), en donde Reich siempre observó que particularmente, el proceso de autoclave aumentaba significativamente el crecimiento biónico.

No comments: