Tuesday, February 23, 2016

Principios del dinero de El hombre más rico de Babilonia

Hace varios leí el libro  “El hombre más rico de Babilonia”  y hace tres días volví a leer esta gran obra!  Fue uno de mis primeros libros  que leí y que utilice como una guía de superación y auto ayuda especialmente en todo lo relacionado con el manejo del dinero, las inversiones, las deudas y el ahorro, además de otro tanto de sabios consejos para incrementarlo, conservarlo y saber cómo gastarlo con prudencia. Y no solamente esto…sino que también enseña principios para ser un mejor ser humano y cómo lograr la superación personal sin límites!
Muchos temas de este libro fueron los que llamaron mi atención. Principios de este gran hombre no han sido secretos para el común de los mortales porque siempre han estado ahí! en la palma de tu mano! son universales!  Lo único es que muchas personas ignoran que ya los tienen y otros sabiendo de estos principios, no los aplican.
La prosperidad, el camino al éxito, el alcanzar los logros propuestos, conquistar desde las más pequeñas hasta las más grandes metas, son el objetivo común de todas las personas y es normal. Y por qué lo es? porque sencillamente, como lo he dicho en varias publicaciones, Dios te creó con las semilla del éxito! te creó para que fueras una persona exitosa en todas las escalas de tu vida! para que fueras una persona feliz y próspera!
Principios sobre el dinero de “El hombre más rico de Babilonia”
Babilonia, la antigua ciudad de la baja Mesopotamia, de los tiempos del Rey Naucubonodosor, Siglo VII A.C.   De all´cuenta la historia del hombre más rico, próspero de la época. Cómo logró su inmensa fortuna?   tal vez  la historia que nos relata el autor del libro, George S. Clason, sea inverosímil pero no está lejos de la realidad. Veamos los  cinco principios del dinero que utilizó Arkad para lograr esa gran fortuna:
1. Principio No. 1.  El oro acude fácilmente, en cantidades siempre importantes, al hombre que reserva no menos de una décima parte de sus ganancias par crear un bien en previsión del futuro y el de su familia.    Esto quiere decir que debes ahorrar al menos un 10% de lo que ganas mensualmente  no solamente para los  “días de lluvia” sino para todo aquello que deseas alcanzar. No gastes tu dinero impulsivamente; piensa en la calidad de vida que deseas tener en el futuro, en la educación de tus hijos, en tu retiro de la vida laboral.
2. Principio No. 2.  El oro trabaja con diligencia y de forma rentable para el poseedor sabio que le encuentra un uso provechoso, multiplicándose incluso como los rebaños de los campos.   Utiliza tu dinero sabiamente! no lo malgastes! gasta con frugalidad. Inviértelo sabiamente para que este se multiplique.   Haz que el dinero trabaje para ti! que no seas tú el que tengas que trabajar por el dinero! el dinero  es el que se debe multiplicar para  producirte más.  No eres tú el que se debe “multiplicar” en varios trabajos a la semana para ganar unos cuantos pesos más a cambio de desgastarte física y moralmente  y alejarte de tu familia.
3. Principio No. 3.  El oro escapa al hombre que invierte sin fin alguno en empresas que no son familiares o que no son aprobadas por aquellos que conocen la forma de utilizar el oro.  Invierte con sabiduría en bienes y empresas de Dios, en negocios lícitos. Invierte con un objetivo claro y con diligencia para que tu dinero se multiplique y pueda darte una mejor calidad de vida. Enfoca tus energías en emprendimientos y negocios que no solo te generen ganancias sino que contribuyan al bienestar de otros.  Esto por sí solo, hará que tu dinero crezca.
4. Principio No. 4. El oro permanece bajo la protección del poseedor prudente que lo invierte según los consejos de hombres sabios. No inviertas en negocios o empresas que no conoces; no te dejes guiar de quienes te ofrecen que tu dinero alcanzará un mil por ciento de un día para otro; los que te ofrecen multiplicar tu dinero a cambio de atropellar a otros en su moral; o de aquellos que te piden y sugieren prestar tu dinero para  “ayudar” a solucionar los problemas y necesidades de los demás con altas tasas de interés ( usura).

No comments: