Monday, February 08, 2016



Ciencia Moderna o Ciencia Tradicional. Cuarta Parte. Goethe versus Newton y la Teoría del Color. Un artículo de Thomas Joseph Brown de Borderland Sciences.

Queridos lectores
Espectro de Color de Isaac Newton.
Espectro de Color de Isaac Newton.
Seguro que la imagen que pueden ver a su izquierda es archiconocida de su etapa escolar; es el espectro de la luz blanca al pasar por un prisma, efecto descubierto por Isaac Newton. Sin embargo, lo que muchos físicos, científicos, ingenieros e incluso ópticos ignoran, es que este efecto solo explica una parte de la teoría de como se forma la luz, y que la otra parte del fenómeno descubierta por Johann Wolfgang von Goethe, no solamente es desconocida por una amplia mayoría de personas, sino que además, no puede ser explicada con las leyes físicas al uso. Al mismo tiempo, el efecto descubierto por Newton solo se produce en unas condiciones muy concretas razón que explica lo raro e inusual que es el fenómeno atmosférico del arco iris. Goethe siempre dijo que su teoría de los colores estaba a la misma altura que su obra Fausto.
Colores Primarios y Secundarios.
Colores Primarios y Secundarios.
De la época de escolares recordaran también esa compleja idea de los colores “primarios”, “secundarios” y “terciarios”, y de como estos podían formarse por combinación de otros. Esta idea como veremos, es una verdad a medias. Dejando de lado que el concepto de primario o secundario no nos debería decir nada (es una mera abstracción puramente intelectual que un niño  de 5 años no esta preparado para entender), ya que un color primario se puede volver a formar a partir de la combinación de dos secundarios, lo cierto es que a pesar de que en millones de libros de texto de todo el mundo se afirma que el color es una propiedad objetiva y que se explica exclusivamente en términos de diferentes longitudes de una onda electromagnética, lo cierto es que esta media verdad falaz esconde el hecho de que el color como descubrió Goethe es en realidad, una formación subjetiva (es decir que se forma en nuestra mente) de un complejo fenómeno que se produce por la unión de dos fuerzas; la luz y la oscuridad.

Para explicar este fenómeno, que es una de las mejores formas de ver como trabajan las ciencias tradicionales basadas en la observación subjetiva versus las ciencias modernas basadas en complejas hipótesis antinaturales que pretenden ser objetivas, me he basado en la traducción del texto de Thomas Joseph Brown que puede encontrarse originalmente en este link.

Tom Brown y Bordeland Sciences Foundation.

Con indiferencia de cuanto lleguemos a conocer el Mundo, este siempre tendrá un lado oscuro y otro brillante.
Johann Wolfgang Von Goethe.
Logo ds Borderland.
Logo de Borderland Sciences.
A mediados de los años 40 se constituyó en California Borderland Sciences Foundation. Durante los primeros años, se dedicó al estudio de la Radiónica sacando del olvido la obra de Albert Abrahams y más adelante se adentró en temas variopintos como la radiestesia o la psicotrónica. Pero fue a principios de los años 80, cuando tres jóvenes entraron en Borderlands para marcar sin duda lo que significó la Edad de Oro de la Asociación, al replicar con éxito los experimentos de Electricidad Longitudinal de Tesla (artículo de Peter Lindemann de imprescindible lectura) y rescatar del olvido los textos desconocidos de Gerry Vassilatos, William Crookes y otros muchos. Los verdaderos descubrimientos de Nikola Tesla y Charles Proteus Steinmetz por fin volvían a renacer de sus cenizas y eran gravados en unos vídeos que han pasado a la posteridad de la ciencia perdida como los auténticos y verdaderos faros en el mar de oscuridad en que ha vivido la física en estos últimos 100 años. Eran Peter Lindemann, Thomas Joseph Brown y sobretodo, el gran Eric Dollard.
Tom Brown y Peter Lindemann.
Tom Brown y Peter Lindemann.
Ante tanta confusión que se ha creado en el mundo de la “Ciencia Alternativa de Tesla” Eric Dollard destaca por su rigor y su particular vida que daría para escribir un libro. Durante 35 años, Eric trabajó en la réplica de los verdaderos descubrimientos de Tesla, la electricidad Fría o Longitudinal mal llamada en ocasiones como energía radiante, escalar y otros acrónimos que no definen el fenómeno que Eric se encargó de aislar y demostrar en su momento, usando equipo de los años 20 como un transformador Fischer-Diathermy y las válvulas de vacío de hidrógeno 1B22 que presentaban efectos de resistencia negativa (ver vídeo min 12 – 17). Trabajó en un laboratorio en Bolinas al norte de San Francisco, situado en una línea telúrica muy importante cerca de donde Marconi había instalado el suyo. En 2008, unos desaprensivos entraron en su laboratorio, se apropiaron del material y lo echaron a la calle. Eric, vivió en una caravana en el desierto durante los siguientes 3 años abandonado a su suerte; su culpa, haber descubierto la verdad sobre la electricidad longitudinal de Tesla. Afortunadamente, una Iniciativa popular rescató a Eric del olvido y mientras se prepara una película sobre su vida, un ingeniero ha vendido su casa para que Eric pueda volver a construir su laboratorio.
Eric Dollard en los años dorados de Borderland Sciences.
Eric Dollard en los años dorados de Borderland Sciences.
Estoy preparando un próximo artículo sobre la historia de Borderland, porque esta Institución marca sin duda, un antes y un después en la historia de la Ciencia Perdida siendo una de las principales fuentes de inspiración de este blog. Este último año he tenido el grato placer de establecer contacto con Thomas Joseph Brown que actualmente reside en Nueva Zelanda, que me ha concedido permiso para traducir al español este artículo imprescindible para entender el fenómeno del color.
De la misma manera que hay un 50% por ciento del fenómeno del color descubierto por Goethe y desconocido para la mayoría, siendo Goethe el lúcido y más desconocido y Newton el “no tan lúcido” y más conocido, hay otro 50% del fenómeno de la electricidad descubierto por Tesla incluso más desconocido igualmente, siendo TeslaSteinmetz los listos y más desconocidos, y Edison-Marconi los “no tan lúcidos” pero más conocidos.
Miles de libros de texto afirman que el color depende "solamente" de la longitud de onda electromagnética.
Miles de libros de texto afirman que el color depende “solamente” de la longitud de onda electromagnética. Esta afirmación es falsa.
Sin duda este artículo debe servir al lector para entender la deriva materialista a la que la ciencia moderna entró hace 100 años, con continuos errores básicos y fundamentales en detrimento de un método científico que a mediados del siglo XIX en la figura de Goethe, intentaba ver la ciencia como algo plenamente integrado al mundo natural y a la naturaleza. Al mismo tiempo, el rigor con el que se analizan los descubrimientos de Nikola Tesla, Rudolf Steiner y Wilhelm Reich (en el número 3-4 de Dogma Cero un doble artículo del autor sobre los verdaderos descubrimientos de Reich) deben ser tenidos en cuenta, sobretodo en unos momentos en los que por internet se han esparcido tantas absurdos sobre estos genios del pasado.
Como la segunda parte del artículo, cuando Brown relaciona el descubrimiento de Goethe con la “electricidad fría y longitudinal versus el electromagnetismo caliente y transversal” no es en modo alguno simple de comprender, les dejo primero este vídeo de imprescindible visión con las ideas más fundamentales de la teoría del color de Goethe.
Y ahora sin más, les dejo con Tom Brown.
El artículo original es propiedad de Thomas Joseph Brown y el autor ha dado permiso para ser traducido y publicado en este blog al español. En caso de que alguien desee reproducirlo debe pedir permiso al autor a través de su perfil de Facebook. En caso afirmativo, se debe hacer constar la fuente de la traducción.

© 1996-2008 Thomas Joseph Brown
Goethe y la Teoría de los Colores. Por Tom Brown.
La Doble Cabeza de Janus como metáfora de la "supuesta" dualidad onda-partícula de la luz. ¿ Mera abstracción sin sentido?
La Doble Cabeza de Janus como metáfora de la “supuesta” dualidad onda-partícula de la luz. ¿ Mera abstracción científica sin sentido?
Cuando abrimos nuestros ojos y podemos observar a nuestro alrededor, es posible debido a la presencia de algo que llamamos “luz”. ¿ cual es el origen de eso que llamamos luz, tan necesario para la percepción óptica objetiva del mundo exterior? Muchas batallas se han librado para explicar este fenómeno. Se ha afirmado durante siglos que esta cuestión estaba explicada con cada nueva interpretación, pero.. ¿ ha sido esta cuestión verdaderamente contestada? ¿ Es la luz una partícula, una onda, una mezcla aberrante de las dos al estilo de la cabeza de Janus como nos dice la cuántica (y que confunden más y más a la mente), o es la expresión de una fuerza cósmica en la que la gravedad a la que la ciencia occidental moderna le ha dado un papel relevante, es incapaz de entender verdaderamente debido a aspectos que podíamos cualificar de inmedibles? En la raíz de todo esto es la cuestión fundamental de la formación de los colores. La ciencia moderna asegura que el color es un mero estado de vibración, una onda que llega a nuestros ojos desprovista de cualquier efecto de ilusión o subjetividad… pero, hay varias falacias bajo este punto de vista, tan serias que cualquiera con una inteligencia media puede ver por si mismo si las observa detalladamente.
Johan Wolfgang Von Goethe
Johan Wolfgang Von Goethe
La concepción moderna de la formación del color se basa generalmente en los experimentos básicos llevados por Sir Isaac Newton, cuando se encerró en una habitación oscura y permitió que solo una diminuta cantidad de luz penetrara en la misma. Este haz de luz fue directamente direccionado para que pasara a través de un prisma contra una pared blanca. El resultado fue un espectro donde se podía ver el rojo, naranja, amarillo, verde, azul, índigo y violeta. Newton concluyó de este simple experimento, que los colores están escondidos y contenidos en la luz blanca y que pueden ser extraídos a través de un prisma. Declaró que como resultado de sus experimentos había descubierto que la luz blanca contiene todos los colores y que el negro era una ausencia de los mismos. Algunos experimentos hechos con mezclas de diferentes pigmentos podrían confundir a uno y hacerle cree esta segunda aseveración, pero un análisis detallado de otros experimentos llevados a cabo con prismáticos, nos muestran de cuan erróneo es este planteamiento.
Rueda de color de Goethe. Espectro Luz y Oscuridad.
Rueda de color de Goethe. Espectro Luz y Oscuridad.
Esta forma de pensar meramente lineal de Newton, fue en la que se basó la concepción moderna del “espectro electromagnético”. En este gran espectro es donde todas las energías, sean luz, sonido, diferentes ondas eléctricas etc…, se encontrarían alineadas como si de soldados bien adiestrados marchando se tratara, des de el cero al infinito, en una jerarquía en la que se le atribuía supuestamente su verdadera naturaleza – a partir de su estado vibracional, o sea, solamente de su frecuencia. No puede haber ninguna duda de que esta visión parcial del espectro electromagnético ha tenido una aplicación crucial en el campo de la ingeniería, que nos ha provisto de un gran número de artilugios tecnológicos basados en esta idea, pero eso no impide que no podamos saltar a la conclusión de que toda la realidad de este fenómeno se pueda explicar con esta concepción tan simple, hasta que no llevemos a cabo todas las consideraciones experimentales que de ella se deriven.

Aproximación Universal.

Newton y su experimento del prisma.
Newton y su experimento del prisma.
Mientras Newton seguía el método científico analítico en su afán por explicar el fenómeno, el gran poeta Goethe tomó una aproximación más Universal. En lugar de simplemente estudiar la luz y el color cerrándose en una habitación oscura y vacía, algo que por supuesto hizo y además de manera mucho más metódica para comprobar los resultados de Newton por si mismo, escogió como discernir la naturaleza del color en su gran gloria y manifestación, en la amplia y manifiesta Naturaleza.
Goethe aceptó que los resultados de Newton ofrecían verdades científicas irrefutables, pero no fue tan rápido como para correr y dar salto y carpetazo definitivo a la explicación del fenómeno con tan apresuradas conclusiones definitivas. Goethe pudo ver que Newton estaba equivocado en su deducción de que el espectro rojo-naranja-amarillo-verde-azul-índigo-violeta (RNAVAIV) tenía solamente este atributo primario. Vio claramente que el espectro RNAVAIV era producto de una exclusiva disposición del prisma y la hendidura, lo cual era un efecto secundario en el proceso de formación del color que Newton no había ni siquiera considerado.
El espectro físico de la luz, conocido y newtoniano.
El espectro físico de la luz, conocido y newtoniano.
En la teoría de la gravedad de Newton, una pregunta importante seguía sin ser contestada; sobre el como la manzana se las apañó para subir al árbol en primer lugar, sobre el que fue lo que la hizo crecer a través de varios estados hasta el estado final fruto – porque en todo momento, estaba creciendo en contra de esta ley de la gravedad. De esta misma manera, la parte mas importante de la formación del color en la naturaleza que salía de la observación total y no parcial del experimento, quedó “atada” o “disminuida” por esta concepción parcial de la gravedad newtoniana.
El espectro etérico de la oscuridad, desconocido y goethiano.
El espectro etérico de la oscuridad, desconocido y goethiano.
Vamos a fijar más detalle con respecto a esta concepción clásica del experimento de Newton. Decir primero, que se encontraba completamente aislado del entorno natural y de la luz en su habitación a oscuras, con un aparato que solo permitía que un solo haz de luz penetrase a través de una diminuta rendija y al final se proyectaba sobre un fondo blanco (de hecho Newton lo hizo sobre un agujero circular pero vamos a considerar la más común situación de la rendija). Ahora vamos a replicar el experimento pero vamos a ampliar la rendija; si lo hacemos, veremos como el verde desaparece, con el blanco en la proyección tomando su posición. Vemos dos bandas de colores, la roja-amarilla y la azul-violeta, una frente a la otra como polaridades en medio de la nueva franja blanca. Es volviendo a poner la hendidura al tamaño anterior, que el verde vuelve al lugar del blanco mientras el amarillo y el azul se entremezclan. Olvidando por un momento todo tipo de teorías y observando simplemente los fenómenos observables valga la redundancia, se puede ver que la formación del color también consiste en efectos de borde entre áreas luminosas y oscuras. El rojo esta por encima de la sombra o la parte negra de la proyección, mientras que el amarillo esta en la parte iluminada o en la parte blanca. Al mismo tiempo el azul aparece en el blanco y el violeta en el negro. El resultado de este experimento pueden ser más fácilmente observables si miramos a través de un prisma en marcas que ilustren los varios bordes en varias configuraciones.
A la izquierda el conocido espectro de color de la luz newtoniano, a la derecha, el desconocido espectro de la oscuridad Goethiano. Nótese que el verde es el complementario del magenta y así sucesivamente.
A la izquierda el conocido espectro de color de la luz newtoniano, a la derecha, el desconocido espectro de la oscuridad Goethiano. Notar que el verde es el complementario del magenta y así sucesivamente.
Vamos a continuar nuestro experimento cambiando los bordes a través de los cuales la luz de nuestro experimento se propaga. En lugar de hacer pasar la luz a través de la rendija, vamos a dejar que pase alrededor de un objeto cuya anchura pueda ser fácilmente manipulada. Si lo estuvimos viendo a través del prisma modificable, ahora veríamos varias lineas oscuras variando de anchura en un fondo blanco. Lo que ahora vemos es otro espectro; amarillo, rojo, magenta, violeta y azul (ARMVA). Si ensanchamos la rendija la línea magenta desaparece y podemos ver la oscuridad separando nuestras dos polaridades, amarillo-rojo y violeta-azul, el rojo y el violeta sobre el lado oscuro de la rendija, y amarillo y azul sobre el lado iluminado.
Si todos los colores del espectro newtoniano están contenidos en la luz, entonces… ¿ no deberían todos estos segundos colores de este segundo grupo estar también contenidos en la oscuridad? La acción de los rayos infrarrojos y ultravioleta los cuales están por debajo y por encima del espectro newtoniano son bien conocidos y estudiados pero… ¿ que pasa con los que están encima y debajo del espectro Goethiano? La investigación llevada a cabo por el profesor August Kirschmann ha demostrado que “un largo espectro de la zona que se distingue por la ausencia del ultravioleta” se extiende al mismo tiempo en la parte luminosa incolora adyacente al amarillo. Contiguo al azul debería probablemente de haber una zona completamente ausente del infrarrojo. Para las teorías de la física oficial moderna este hecho es un misterio, que de acuerdo a estas el ultravioleta y del mismo modo el infrarrojo deberían de estar presentes en la zona sin color, al igual que cualquier luz blanca.
Iluminamos a izquierda y derecha con luz blanca.
Iluminamos a izquierda y derecha con luz blanca.
Debemos por tanto cuestionar la teoría de la luz newtoniana que sola y exclusivamente considera la longitud de onda o frecuencia de la misma. Sin lugar a dudas tiene una aplicación práctica y una parte de realidad, ¿ pero como demonios puede el magenta cuadrar en este espectro oscuro desconocido por la teoría newtoniana? Pues simplemente NO puede. Entonces incluso a través del verde y el magenta puede claramente discernirse como formados por dos colores polares. Porque no todos los colores del prisma están permitidos en el espectro electromagnético, es decir que aquí el magenta tiene que NO tener una longitud de onda.
Iluminamos después solo con luz verde a la izquierda.
Iluminamos después solo con luz verde a la izquierda.
Se le considera una mezcla secundaria, en contra de lo que le ocurre a su polo opuesto, el verde. ¿ Como deducimos una longitud de onda para el magenta? De acuerdo a Goethe hemos visto que por el uso de la difracción las rendijas y los objetos similares puede “manufacturar” colores en sus bordes. De esto podría considerarse que hay algo de realidad en la teoría clásica de las propiedades a partir exclusivamente de las longitudes de onda, pero eso es algo secundario con respecto a la interacción de estos materiales usados durante esta “manufacturación”, y por tanto no debería de ser un atributo principal. (En otras palabras, hay “otra propiedad” desconocida por la física moderna con la capacidad de manufacturar el color en función del tipo de borde con el que difracta, que es LA propiedad principal y no es en modo alguno secundaria).
I finalmente, iluminamos a la derecha con luz blanca. El resultado es que en la zona de sombra derecha, aparece el complementario en el espectro oscuro al verde, que es, el magenta.
Y finalmente, iluminamos a la derecha con luz blanca. El resultado es que en la zona de sombra derecha, aparece el complementario en el espectro oscuro al verde, que es, el magenta. La idea de Newton y la física moderna de que la luz es solo una onda que se diferencia exclusivamente por su frecuencia, es por tanto falsa.
Pensando en todo lo dicho hasta ahora, parece ser que la concepción lineal del espectro electromagnético debe ser completamente reconsiderada. Esto no significa que los experimentos que llevaron a esta idea sean incorrectos, en lugar de eso, es la interpretación que se produjo de ellos lo que resultó ser una comprensión parcial de la totalidad, y con la actitud de pretender que esta y solo esta sea sea la que refleje la TOTALIDAD de las energías del universo.
Si miráis esta carta a través de diferentes prismas veréis la aparición de varios colores en los bordes entre luz y oscuridad.
Si miráis esta carta a través de diferentes prismas veréis la aparición de varios colores en los bordes entre luz y oscuridad.
Goethe combinó los dos espectros proyectables juntos y creó un círculo de color (como podemos ver en el gráfico 3 la foto adjunta), la cual se toma de la estructura real de los colores del prisma. Vamos a empezar viajando del circulo en el rojo, luego al naranja, al amarillo, verde, azul violeta y finalmente al rojo. Para comprender completamente este diagrama tenemos que definir los colores tal y como Goethe los usó en este circulo; “Rojo” es lo que deberíamos de llamar magenta, es el color central del prisma en el experimento de la rendija oscura, al que Goethe al mismo tiempo se refiere como “pur-pur”, “durazno en flor” o puro-rojo; el naranja es lo que es el rojo; el amarillo, el verde y el azul son lo que son, y el “violeta” ES violeta. Goethe tiene razones claras para hacer tales designaciones. Esta fuera del propósito de este artículo explorar todos los experimentos en todos los rangos y en todas las combinaciones que realizó Goethe. Pero va a ser suficiente con explicar la estructura básica del fenómeno del color. (Nota; si no lo han hecho miren el vídeo que les recomendaba al principio).
Han habido muchos círculos de colores presentados por varios proponentes de varias teorías de la luz y el color, que cubren un amplio espectro de varias interpretaciones sobre el espectro newtoniano a través de tablas de clasificación de pigmentos industriales (como la Pantone). Este color circular es expresado a través de una estrella de seis puntas, que los antiguos herméticos llamaban “lo que es abajo es arriba”.
Ejemplos de colores que "aparecen" en el borde oscuro.
Ejemplos de colores que “aparecen” en el borde oscuro.
Goethe sintió que ese verde era en verdad el menos vivo de los colores “vivos” (siendo el blanco el negro y el gris “muertos”). Como una mezcla de lo que el consideraba los dos verdaderos colores, que no eran otros que el amarillo y el azul, estaba el verde cerca del gris, creado a partir de mezclar el blanco y el negro. Decía que “el verde se nos presenta a nosotros como una mezcla molecular”, (la traducción del alemán aquí es muy compleja como ocurre con toda la obra Goethiana) y veía al verde como la disolución de la luz a través de la mezcla del amarillo y el azul.
Por otra parte llamó al magenta como el “puro rojo” y le consideró el ascendente del color hacia su máximo punto, “El camino a la culminación en el puro rojo se muestra como algo muy dinámico; la apariencia del verde tiene más bien una naturaleza como atómica”. Estaba claro que para Goethe el magenta y el verde representaban polos opuestos.
Vamos a establecer que la luz de la rendija del espectro RNAVAIV sera desde ahora llamada como el “espectro físico”, y el espectro de la rendija ARMVA como el “etérico”. De esto se podrá discernir por tanto que la verdadera estructura del color tiene un directa y profunda relación con la estructura y la función del cuerpo humano.

Que sea la luz….

Dinshah Pestanji Ghadiali
Dinshah Pestanji Ghadiali
Un interesante e importante investigador en la teoría del color fue el indio Dinshah Pestanji Ghadiali. Conocido como “Dinshah”, en los años veinte introdujo su sistema de curación por el color conocido
A pesar de ser un gran defensor de la concepción Newtoniana del color, del estudio de la concepción de Dinshah de la estructura del color se vio que este sistema es muy útil para entender el circulo de color propuesto por Goethe. De hecho, los colores del prisma alrededor de la estrella de seis puntas presentados por Goethe son la estructura fundamental del sistema Dinshah Spectro-Chrome tal y como se puede apreciar en la carta siguiente. Los trabajos de Dinshah se basaban en las investigaciones llevadas a cabo por Newton y Edwin Babbitt. Curiosamente, la teoría de los colores de Goethe nunca llegó a ser ni mínimamente mencionada en ninguno de los numerosos libros y trabajos escritos por Dinshah.
Edwin Babbitt
Edwin Babbitt
La sensibilidad como Yogi de Dinshah combinada con su investigación científica le proveyeron de las pistas que le permitieron darse cuenta de que la estructura del color esta directamente relacionada con la estructura del cuerpo humano. El rojo parecía estar relacionado directamente con la función del hígado y los glóbulos rojos. El violeta al bazo. Los glóbulos blancos de la sangre en realidad son violetas en la naturaleza. El verde estaría relacionado con la cabeza y sus funciones. Este triángulo entre el hígado, el bazo y la cabeza estaba relacionado con el rojo, el violeta y el verde. El verde era además el color físico dominante y era usado para estabilizar las funciones físicas del cuerpo. El triangulo amarillo-azul-magenta, Dinshah lo relacionaba con las funciones del flujo energético del cuerpo. El amarillo actúa como un motor estimulante de los músculos. El azul, como un depresivo. El magenta sería el que gobernaría los flujos energéticos y sería usado para balancear las energías sexuales del corazón.
La Sociedad Dinshah para promover la Salud por la Cromoterapia.
La Sociedad Dinshah para promover la Salud por la Cromoterapia.
Podemos ver en esta estructura una correlación directa entre las ideas de Goethe del “verde atomístico” y el magenta como el grande entre los grandes, en esfuerzo ascendente en el círculo de color. Dinshah dejó clara su creencia de que el verde y el magenta eran en realidad “el mismo color”, pero que giraban con direcciones opuestas durante sus oscilaciones en el éter. Dinshah estaba de acuerdo con la idea de la longitud de onda, pero sentía que esta debía de ser la misma para el magenta y el verde.
Para obtener los 12 colores usados en  de Dinshah, cinco portaobjetos de vidrio se usaron; rojo, amarillo, verde, azul y violeta, todos “tuneados” para que un tratamiento de cada color individual produjera el circulo de color completo de cada uno. Se los llamó como “ondas de color destuneadas” y la mezcla se estableció de la siguiente manera. Rojo + amarillo = naranja; Amarillo + verde = limón; Verde + azul = turquesa; Azul + violeta = índigo; rojo + azul = escarlata; rojo + violeta = magenta; violeta + amarillo = púrpura. Lo que Dinshah consideraba que eran verdaderos colores etéricos estarían en cursiva y subrayados (escarlata, magenta y púrpura).
El espectro terapéutico de Dinshah.
El espectro terapéutico de Dinshah.
La operativa del Spectro-Chrome era simple, pero precisa y más profunda de lo que parecía. Las luces de un color específico eran proyectadas sobre la persona, primero en todo el cuerpo y después en una parte específica. Estados como los tumores vemos que están relacionados con el ultra-verde, esto es, el que va del verde al violeta. Los colores del infra-verde, aquellos que van del rojo al verde, se usan para “normalizar” estas situaciones. Para recientes, repentinos o condiciones para el rojo tales como quemaduras, moratones, etc… uno podría normalizarlo usando los colores del ultra-verde. Para normalizar disfunciones relacionadas con la circulación y/o las funciones sexuales del cuerpo, uno podía usar los colores etéricos entre el rojo y el violeta, es decir, el escarlata, el magenta y el mismo violeta.
El color, consciente o inconscientemente, tiene una profunda capacidad de alterar nuestros estados físicos, mentales y espirituales. Las funciones fundamentales de estas curiosas personas que se mantienen entre la ligereza del cielo y la oscuridad de la Tierra, se estructuran y se mantienen gracias a esta interacción polar.

Hacia el cielo.

Debería tu mirada en las amorosas mañanas
Levantarse para beber el azul del cielo
O cuando el sol, velado por Sirocco,
el rojo real se hunde fuera de la vista –
Da a la naturaleza alabanza y honor
Latido de corazón y sonido de ojo,
Sabiendo que en el mundo del color
Cuando sus amplias fundaciones mienten.
Goethe
Ejemplo de ejercicio de color hecho por un estudiante de pedagogía Waldorf-Steiner.
Ejemplo de ejercicio de color hecho por un estudiante de pedagogía Waldorf-Steiner.
Vamos a observar el cielo. Durante un día soleado y sin nubes, vemos dos colores en la atmósfera el amarillo y el azul, que sabemos ahora por Goethe que son los dos verdaderos colores. El amarillo es el punto del Sol y el azul es la cúpula de la atmósfera. El polo rojo-amarillo de la formación del color es observado cuando el Sol se mueve desde el cénit hasta el horizonte, y como progresivamente se va oscureciendo hacia el naranja-oro-rojo en diferentes formas y variaciones hasta que desaparece bajo el horizonte. Mientras el Sol se hunde, el cielo azul se vuelve más y más oscuro hacia el cielo negro de la noche, iluminado solamente por las estrellas. Los escaladores y los pilotos de avión han podido observar como el cielo se vuelve violeta a altas alturas. Podemos ver que este es el polo azul-violeta.
El amarillo es propio de la luz, y el azul de la oscuridad.
El amarillo es propio de la luz, y el azul de la oscuridad. Ambos colores se buscan.
En términos de propagación, la luz amarilla del Sol puede ser vista como una forma de onda de transmisión radial, o rayos, directamente conectados de la atmósfera con el cuerpo del Sol mismo. Este polo rojo-amarillo es longitudinal, y tiene una conexión directa e instantánea. Durante la noche el haz longitudinal de la estrellas puede ser visto. Es posible, con esta forma de pensamiento, de concebir la posibilidad de que la luz de la estrella que vemos sea una transmisión instantánea, una forma directa y una conexión a “tiempo real” entre la estrella y lo que vemos. (Este concepto introducido por Tom Brown es muy importante; la velocidad de propagación de la luz no sería una constante de propagación, sino una constante de medida, de manera que esto respondería al hecho de que siempre se mida la misma. En el próximo artículo sobre Wilhelm Reich nos extenderemos sobre este hecho clave y de por que el experimento de Michelson Morley no puede encontrar el éter porque este se manifiesta al Mundo de forma dinámica y no estática. Pueden consultar mi artículo sobre el éter aquí, aunque les confieso de que se trata de algo en estas alturas bastante superado).
El cielo azul en forma de cúpula puede atribuirse a la luminiscencia de la atmósfera debida al viento solar – con flujos energéticos que el Sol continuamente alimenta del espacio. El viento solar toma aproximadamente 8 minutos en cruzar la distancia del Sol a la Tierra, aunque algunas partículas atómicas puedan tardar un poco más. No puede cruzar la distancia hacia otras estrellas y por eso solo vemos los rayos longitudinales de las estrellas por la noche. Pero podríamos verlos durante el día sino fuera por el azul del cielo. Del mismo modo, se podría fabricar un filtro de luz transversal “para excavar bien en la profundidad y bajar hasta el fondo”. Uno podría usar un sistema así para ver las estrellas de día. Viendo objetos distantes a través de un tubo produce un similar pero menos profundo efecto, de ver los objetos aparecer mas claramente.
Aspecto azulado de la energía orgónica de una válvula de vacío en el interior de un acumulador de orgón, energía descubierta por Reich.
Aspecto azulado de la energía orgónica descubierta por Reich, de una válvula de vacío puesta en el interior de un acumulador de orgón. Película ASA 3200. Exp; 25 min.
Mientras la energía solar no puede separarse de la energía vital, es un buen momento para parar especial atención en las observaciones que hizo Wilhelm Reich del orgon atmosférico que nos ayudan a comprender la estructura de la atmósfera azul. Reich descubrió, analizó y aisló una energía vital que llamó orgón, a partir de métodos plenamente científicos al uso. El orgón se presenta como una vesícula pulsante con unas propiedades específicas. Reich reportó que entre las propiedades ópticas observadas, el orgón era azulado y que se movía a través de la atmósfera siguiendo el patrón de un sacacorchos ondulante (wavy en la traducción al inglés de sus libros, y del este al oeste). Podemos verlo como una progresiva y vital onda transversal. Cuando uno se pone a “leer” las nubes, verá esta forma particular de sacacorchos como una función regular y típica de la formación de nubes, un arquetipo. Su firma manifiesta una metamorfosis muy diversa, pero una vez es reconocida, es relativamente fácil de entender.

Sobre el éter.

El resplandor se retira, el dia de trabajo ha terminado;
y se apremian, nuevos campos de exploración de la vida;
Ah, que ninguna ala pueda levantarme del suelo,
hacia ese camino a seguir, seguir volando…
–Goethe
Acumulador de orgón construido por el autor.
Acumulador de orgón construido por el autor.
Estas palabras rondando en la cabeza de un joven Nikola Tesla permitieron liberarle su imaginación y descubrir el campo eléctrico rotatorio, que dió como resultado la corriente alterna AC que usamos hoy en día. A través de esta señal uno puede ver como el trabajo de Goethe ha transformado nuestro mundo. De todas formas, el potencial que hay dentro de esta grandeza solo podrá ser apreciado por el que tengo los ojos para ver. Llevando consigo una profunda visión poética de los científicos naturalistas del siglo XIX, Tesla fue demasiado lejos con sus grandes invenciones, que no pueden ser entendidas si usamos las modernas concepciones de la física oficial moderna mainstream. Tesla hablaba de extraer energía del éter luminoso y entregarla sin cables (WIFI) libremente y gratis a cualquier lugar de la Tierra, y de transmitir y grabar la señal eléctrica de manera análoga a la óptica. Hay buenas razones para creer que Tesla llegó a tener tales máquinas sorprendentes y plenamente funcionando con estas inimaginables cualidades.
Los cuatro éteres de Rudolf Steiner.
Los cuatro éteres de Rudolf Steiner.
Rudolf Steiner, editor de la obra científica de Goethe en Weimar durante sus años en la Universidad, fue un autor muy prolífico. Un genio. Además en sus muchas lecturas hablaba sobre como llegar a estados elevados de conciencia a través de la medicina, la antropología, la filosofía, la historia, además de dar tres clases completas de ciencia natural, sobre luz, calor y astronomía. Steiner era gran conocedor de la Teoría del Color de Goethe y de la ciencia de la electricidad.
Steiner atribuyó todas las energías al mundo de lo “sensible”, lo “suprasensible” y lo “subsensible”. Lo sensible es lo que percibimos directamente con nuestros sentidos físicos. Lo supersensible es lo que esta por debajo de nuestros sentidos. De cara a “ver” dentro del reino interior, nuestros sentidos deben de estar “despiertos” y con un estado de apertura que permite que las capas mas altas de la conciencia que puedan funcionar. Lo que esta por debajo de nuestros sentidos, lo “subsensible”, esta por debajo de la materia, y es estudiado a través de la disección y/o de la disolución de la materia. Esto es especialmente el caso de los productos del material disuelto, los protones, neutrones y electrones, relacionados con patrones que parece que podemos asociar a partículas. Necesitamos medidores y maquinas que puedan “sentir” este mundo.
Rudolf Steiner
Rudolf Steiner
Mientras la luz tenga el ojo para ser percibida, ningún órgano en el cuerpo humano se ha desarrollado tanto para la percepción de la electricidad como el subsensible. La electricidad y los electrones son totalmente reales, nuestras tecnologías electrónicas dependen de esta realidad para poder operar. De todas modos, debemos de entender su verdadero lugar en la estructura del universo si queremos progresar en nuestro conocimiento.
De acuerdo a Steiner el mundo supersensible contiene 4 éteres, vida, tono, luz y calor, los cuales están reflejados en los 4 estados sensibles de la materia, solido, líquido, gaseoso y plasma. Steiner decía que la electricidad es la caída del éter lumínico. Es un razonamiento interesante, por el cual todavía ahora no he encontrado una correlación en sus trabajos científicos. De todas maneras, nuestro conocimiento progresa con subsiguientes investigaciones y veremos la relación emerger del conocimiento de ciertas polaridades descubiertas en las ondas eléctricas.
De cara a avanzar en nuestra comprensión de la relación entre la luz y la electricidad debemos de entender algunos conceptos básicos de geometría proyectiva. La geometría proyectiva era considerada por Steiner como la verdadera geometría universal de la cual el sistema cartesiano es solo una parte nímia (Nota; recomiendo la lectura de la séptima conferencia de Rudolf Steiner en el libro La Cuarta Dimensión). Relegada a pura masa inercial, el sistema cartesiano de coordenadas x,y,z falla en la interpretación de la vida y de los sistemas vivos.
El Goetheanum en Dornach, Suiza. Sede de la sociedad antroposófica que sigue el legado de Steiner y Goethe.
El Goetheanum en Dornach, Suiza. Sede de la sociedad antroposófica que sigue el legado de Steiner y Goethe.
En geometría proyectiva el punto y el plano son el mismo objeto en diferentes perspectivas. Esto es bastante fácil de percibir si usamos la imaginación, así que imaginemos un punto que se expande hasta que se convierte en una bola. Podemos poner nuestros brazos alrededor de esta bola expandiéndose mientras nuestras manos se apartan y se ensanchan; hasta que la bola se expanda hasta el infinito nuestras manos se estirarán hasta los extremos. Estamos en contra de un plano, que podemos que ver que es una esfera expandiéndose hasta el infinito. Si tomamos nuestro plano en el infinito y progresivamente lo vamos reduciendo, se vuelve una esfera y finalmente un punto. Un estudio posterior nos indicará que la polaridad del punto y el plano es mediada por la línea o el rayo.
El colisionador de hadrones en el CERN. Una forma bruta y vasta propia del hombre occidental de "acceder" a los estados de la materia, en meras abstracciones matemáticas sin fundamento.
El colisionador de hadrones en el CERN. Una forma bruta y vasta propia del hombre occidental de “acceder” a los estados de la materia, en meras abstracciones matemáticas sin fundamento.
Volviendo a nuestro modelo, donde deberíamos continuar reduciendo el punto observable hacia una esfera expandiéndose hacia el plano infinito en el interior del punto. Esa situación inversa se produce en el reino del espacio físico. Steiner consideraba que las energías etéricas deberían de operar en este espacio interno. La ciencia moderna por supuesto, intenta penetrar en el reino interno de la materia, pero lo hace en una cruda y destructiva manera, destruyendo todo lo interno y tomando el decaimiento de las partículas que observa asimilándolos a “los ladrillos constituyentes”. (Nota; Actualmente el C.E.R.N gasta anualmente la friolera de 100.000 millones de euros para descubrir la supuesta partícula de Dios que después su descubridor afirma no tener la más remota idea de para que sirve).
Eric Oollard, en una imagen actual.
Eric Oollard, en una imagen actual.
La electricidad ha sido siempre reconocida como algo con polaridades propias. Sabemos de que existe un polo positivo y negativo, obtenidos de la fricción del cristal y la resina en diferentes tipos de substancias. La polaridad de los colores del arco eléctrico que rodea el ánodo y el cátodo en los tubos de vacío es bien conocido, y son respectivamente rojizo con formas radiales, y azulado con formas planas y esféricas en su extremo. Estos colores y formas están directamente relacionados con el color de la atmósfera, pero en relación con la potencia eléctrica usada debemos volver a ciertas investigaciones actuales para observar el amplio rango de polaridades inherentemente presentes en las ondas eléctricas.
Tom Brown durante su época en Borderland Sciences.
Tom Brown durante su época en Borderland Sciences.
Las investigaciones llevadas a cabo por Eric Dollard me han provisto de una comprensión muy amplia del fenómeno de la propagación de la electricidad. Dollard ha demostrado a través de la experimentación de descargas de bobinas y condensadores, que el reino de la electricidad contiene varios tipos de fenómenos polares.
En experimentos llevados a cabo en los laboratorios de Borderland Sciences en 1988, las polaridades del magnetismo y la dielectricidad y su relación geométrica con respecto a las ondas transversales y longitudinales, que demostramos en las referencias 7,8,9. Dollard ha demostrado la relación inversa entre la bobina y la inducción magnética, y el condensador y el campo dieléctrico, y su utilidad en la propagación de las polaridades eléctricas. (Nota; Aquí es importante hacer un alto. Mientras esperamos el próximo artículo sobre Borderland, decir que Dollard descubrió que la electricidad estaría formada por una componente caliente y magnética y por una dieléctrica y fría. Esta última es desconocida por la ciencia y en el min 21 de este vídeo podemos ver como Tom nos demuestra que las dos luces emiten los dos diferentes tipos de energía, la convencional, electromagnética y caliente y la desconocida, implosiva y fría. De aquí el paralelismo con la obra de Goethe).
Bobina.
Bobina.
La bobina o inductancia magnética, es usada para guardar y devolver energía magnética a los circuitos. Esta energía es almacenada en el espacio en forma de un campo magnético alrededor de la bobina. La bobina es abierta desde un punto de vista del espacio, y este la usa para guardar y devolver la energía magnética. La descarga de una bobina, siendo electromagnética en naturaleza, es tomada como el polo magnético de nuestro dibujo de trabajo. Este polo se propaga como la descarga rojo/amarilla, y nos sugiere que debería de estar relacionada con la forma natural de formarse de dicho color (tal y como hemos visto que Goethe lo postula).
Condensador cortocircuitando energía transversal electromagnética convencional. El resultado es calor, magnetismo y una explosión.
Condensador cortocircuitando energía transversal electromagnética convencional y conocida por la física. El resultado es calor, colores amarillentos, magnetismo y una explosión.
Cuando el polo magnético predomina como ocurre con el electromagnetismo, la propagación se manifiesta como una onda transversal retrasada, mas lenta que la velocidad de la luz. Las matemáticas de Eric, sólidamente establecidas a partir de la rigurosa interpretación y de los estudios de Nikola Tesla, Charles Proteus Steinmetz y Oliver Heaviside, describen la onda transversal electromagnética (TEM) como algo que navega contra el viento, explicación que permite que entender con un poco de imaginación este retraso en la propagación.
El problema es que como toda la electricidad ha sido considerada como solamente “electromagnética” en naturaleza, es fácil ver porque la gente ha tenido tantos y tantos problemas en entender verdaderamente lo que hay detrás de los trabajos de Nikola Tesla. El electromagnetismo ha sido solo descrito como un fenómeno de un solo lado, solamente eléctrico, del mismo modo en como el espectro newtoniano de la luz ha sido considerado como un fenómeno con una sola explicación en lo concerniente al fenómeno del color, y este es en relación a su frecuencia. Pero que tal si hacemos un paso más allá y vemos ese “otro lado” de la electricidad, el cual, ha estado siempre delante nuestro todo este tiempo sin que nos diéramos cuenta.
Condensador.
Condensador.
El condensador o inductor dieléctrico, es usado para guardar y devolver energía dieléctrica almacenada en los circuitos eléctricos. El campo dieléctrico se suele manifestar como electricidad “estática” cuando en realidad, es cualquier cosa menos estática. El condensador es espacialmente cerrado (todo al contrario que la bobina como podemos ver) y la energía dieléctrica se almacena en el espacio de alrededor, esto es en el interior del condensador, el cual consiste en una serie de materiales aislantes que son generalmente considerados como NO transmisores de la electricidad. La manifestación del dielectrismo de la electricidad es considerada como el polo eléctrico, que se propaga en forma de chispas azules/violetas cuando se descargan del condensador. 
Condensador cortocircuitando energía longitudinal eléctrica desconocida. El resultado es frío, dielectricidad, color azulado y una implosión. La Tierra es un gran reservorio de esta energía vital, que la Torre Wanderclyffe extraía y mandaba a cualquier punto del planeta.
Condensador cortocircuitando energía longitudinal eléctrica desconocida. El resultado es frío, dielectricidad, color azulado y una implosión. La Tierra es un gran reservorio de esta energía vital, que la Torre Wanderclyffe extraía y mandaba a cualquier punto del planeta.
Los acumuladores de orgón son el tipo de condensadores y las propiedades en relación con el aspecto claramente azulado del mismo pueden ser fácilmente observables cuando se experimenta en este campo como es debido. Esto indica claramente la gran relación que hay entre el orgón y la dielectricidad.
El polo eléctrico es el que domina en la transmisión de las ondas magnetodielectricas longitudinales (OML), las cuales han sido medidas sus velocidades como superiores a las de la luz. Esta es la forma de electricidad que se propagaba desde la Torre Wanderclyffe. La onda OML es total y absolutamente incomprendida por la moderna teoría electromagnética o eléctrica en todos los libros de física oficial del mundo, y se manifiesta funcionalmente como una conexión directa entre transmisor y receptor que lo convierte en una sola unidad o entidad.
La Torre Wanderclyffe de Colorado Springs, trabajaba a más de 500 millones de voltios.
La Torre Wanderclyffe de Colorado Springs, trabajaba a más de 500 millones de voltios.
Esta propagación OML puede ser mejor entendida a través de la perspectiva de la geometría perspectiva. Vamos a considerar a la Tierra como un plano eléctrico hacia el infinito, que es como en general los ingenieros y los geólogos la consideran. Lo que Tesla hizo con su transmisor Wanderclyffe fue cambiar la perspectiva eléctrica del plano hacia el punto!!! Esto convirtió la torre Wanderclyffe en un único electrodo del que se podía extraer energía en cualquier punto de la Tierra como transmisor.
En geometría proyectiva la linea media entre el punto, el plano y en nuestro ejemplo la onda OML aparece manifestándose como una linea directa entre el transmisor y el receptor. Vamos a dibujar esta línea en una varilla solida. Si uno la impulsa longitudinalmente, el punto opuesto justo en el otro extremo reacciona de manera inmediata, y por tanto no hay retraso temporal. Por otra parte, la onda transversal puede ser dibujada como un trozo de cuerda a la cual se le da una brusca sacudida hacia arriba y abajo, y entonces se podrá observar la onda moverse viajando de un extremo a otro, perdiendo energía mientras lo hace, y tomándose su tiempo para llegar al otro extremo (no instantáneo por tanto). (Nota en este vídeo podemos ver a Dollard demostrando la diferencia entre una onda electromagnética transversal convencional como “tarda” en llegar, mientras la longitudinal y desconocida es instantánea)
Cuando las bobinas y los condensadores, ahora dibujados como en unión polar son configurados en paralelo, una estimulación eléctrica se crea en el circuito que ahora llamamos oscilante (CO). Dependiendo de las características específicas con que diseñemos este CO, podrá producir ondas TEM o OML. Los circuitos oscilantes nos permiten la comunicación vía ondas de radio en diferentes formas y maneras.
Electricidad longitudinal emergiendo de un Oscilador de Ondas Múltiples de Lakhovsky.
Electricidad longitudinal emergiendo de un Oscilador de Ondas Múltiples de Lakhovsky.
Existe una interesante analogía entre CO y el cuerpo humano; la bobina es como nuestros intestinos enrollados representando el polo metabólico del cuerpo y el condensador esta relacionado con las suturas del cerebro, conectadas con la polaridad nerviosa en el cuerpo. En el cuerpo humano, los nervios y los polos metabólicos interaccionan y permiten que el sistema respiratorio funcione, permitiendo comunicarnos usando nuestro latido.

Ordenadores analógicos.

Para entender ampliamente las polaridades inherentes en una propagación eléctrica deberíamos de volver a usar ordenadores analógicos si queremos estudiar la propagación de la electricidad. Estos ordenadores son mostrados conjuntamente con el equipo de medida en la ref 8.
Circuito 1.
Circuito 1.
A la izquierda (Circuito 1) tenemos un diseño esquemático de dos condensadores y dos bobinas formando un elemento de una computadora analógica usada para el estudio de las características de las ondas TEM y OML. Las componentes longitudinales y transversales están desfasadas 90 grados una con respecto a la otra, esto la transversal a través de la línea de transmisión, y la longitudinal a 90 grados de esta. Esto puede ser entendido mas claramente a partir de los siguientes diagramas;
Circuito 2.
Circuito 2.
A la derecha (Circuito 2) tenemos un computador analógico para una transmisión clásica dispuesta para ser usada de cara a determinar las características de las ondas TEM. La fuente de alimentación es a la izquierda. El campo magnético se mide a través de una bobina que recoge la energía, siendo máxima a la izquierda y mínima a la derecha. La distribución dieléctrica, es medida com un único detector multifactor foto-multiplicador, siendo mínimo a la izquierda y máximo a la derecha. Las componentes magnéticas y dieléctricas están en oposición. Notamos que las bobinas son calientes en la izquierda donde el magnetismo es máximo y frías a la derecha donde es mínimo, y los condensadores son fríos en la izquierda donde la dielectricidad es mínima y calientes a la derecha donde esta es máxima. Este tipo de circuitos producen leves oscilaciones y se propagan a menor velocidad que la luz. La onda TEM puede ser vista como una forma no natural de propagación de la electricidad. Podemos imaginarla como la manzana cayendo de Newton.
Circuito 3.
Circuito 3.
A la izquierda (Circuito 3) tenemos un computador analógico de la energía longitudinal magnetodielectrica, cuya onda eléctrica se propaga 90 grados con respecto a la TEM. Esta configuración es usada para determinar las características de las ondas OML. La fuente una vez mas es a la izquierda. La inducción magnética medida es baja a la izquierda y alta a la derecha. Los componentes están en el espacio en conjunción, en contradicción con la ley de inducción electromagnética que dice que estos componentes deberían estar en relación de cuadratura con respecto al espacio y al tiempo!. Notamos que la bobina es fría a la izquierda y caliente a la derecha, en relación directa con la cantidad de magnetismo distribuida en la misma, y los condensadores están fríos en la izquierda y calientes a la derecha, una vez más en relación directa con la distribución de dieletricidad en el circuito. Este circuito produce fuertes y extremas oscilaciones con alta ganancia “Q”. Esta es la forma natural de la electricidad, como Tesla bien sabía, y se propaga más rápido que la luz. Podemos ver esto en el crecimiento del árbol que produce la manzana de Newton.
Descarga de electricidad fría y dieléctrica.
Descarga de electricidad fría y dieléctrica.
Para Steiner un árbol creciendo y produciendo energías etéricas debería de existir en la naturaleza. Para Dollard la onda OML se propaga en el espacio. En los sistemas vivos como puedan ser las plantas, la energía espacial puede ser entendida como la forma de energía que permite el crecimiento de las plantas. Por si no fuera interesante, el aparato de Dollard que replicaba a Tesla era capaz de emitir unas descargas (de probables cargas implosivas que necesitaban que el equipo estuviera conectado a una fuerte toma de tierra) con unos flujos que misteriosamente se parecían muchísimo a las plantas creciendo. A la izquierda podemos ver una descarga en el aire de este flujo dieléctrico y a la derecha las descargas producidas en la corteza de un árbol y su notorio parecido. Cambiando la frecuencia y la anchura del pico, Dollard podía producir descargas que variaban desde los arbustos escuálidos del desierto hasta un follaje exuberante. Esta es la VIDA, la parte ignorada de la electricidad COM-PLE-TA-MEN-TE ausente en los libros de texto de física moderna, del mismo modo que esta ausente el espectro eterico descubierto por Goethe. La descarga magnética o dieléctrica de la misma frecuencia tiene sus características propias. ¿ Como se pueden localizar en el espectro lineal electromagnético? ¿ Estamos preparados para complemente replantearnos todo lo que sabemos sobre la electricidad?
Comparativa entre un árbol y una descarga dieléctrica. Ambas siguen el patrón de Fibonacci.
Comparativa entre un árbol y una descarga dieléctrica. Notar que ambas siguen el patrón de Fibonacci.
Podemos ver de todas estas observaciones que la electricidad y la luz están directamente relacionadas como funciones inversas de los fenómenos de formación del color y de propagación de ondas. Esto nos debe llevar a construir un dibujo en nuestra imaginación de la electricidad como aquello que “cae” sobre el éter lumínico. Una pieza que no encaja en lo anteriormente mencionado es el tubo de vacío ánodo/cátodo previamente mencionado, un esquema en este caso para el color/propagación que tiene las mismas características que el color atmosférico – donde no hay inverso por el momento. El tubo de vacío que se usó en la Torre Wanderclyffe sirvió para emitir puras ondas OML, pero algunos tubos deberían de servir para obtener la oposición color/propagación, así que es un campo a explorar a partir de la lógica establecida entre estos dos principios.
Transformador de Alto Voltaje Fischer-Diathermy usado en electroterapia en los años 20 para la réplica de la electricidad longitudinal.
Transformador de Alto Voltaje Fischer-Diathermy usado en electroterapia en los años 20 para la réplica de la electricidad longitudinal.
Este artículo a modo carta de presentación de la teoría Goethiana resume e intenta crear un mapa sobre las grandes polaridades que se observan en la generalización Goethiana de las características del color/propagación de la luz atmosférica, de las ondas eléctricas y de las descargas dentro de un mundo geométrico diferente al común para un profundo estudio. Las formas de propagación in vacuo cátodo/ánodo están en comillas para separarlas del plano general hasta que comprendamos la situación mejor. Hay mucha investigación posterior y que se focalice el pensamiento en esta área, y estas relaciones entre color/electricidad deben de ser tomadas desde como la primera excursión que se hace para entrar en una nueva forma de investigación científica. Esta información es presentada como una guía y como piedra angular para que otros pueden construir sobre ella, y debería ser mejorar y actualizada a través de una mejora y refinamiento de esta en la medida en la que esta avance.
Válvula de hidrógeno 1B22 de Western Electric.
Válvula de hidrógeno 1B22 de Western Electrical.
La cruda e inapropiada concepción de la electricidad y la formación del color debido a la concepción moderna del mundo ha encadenado la investigación y debemos conjuntamente sobreponernos a ello. De cara a progresar de cara a un nivel más alto, más refinados niveles en la generación de energía para mantener, nuestra civilización debe esforzarse hacia aquellos que sea mas fructíferos y positivos para nuestra vida.
© 1996-2008 Thomas Joseph Brown.

Mi reflexión personal.

Hoy miles de científicos han ido a sus trabajos, para continuar con sus experimentos que siempre se realizan de espaldas a la naturaleza, en ambientes separados de la misma para preservar su “objetividad” y “reproductibilidad”, completamente desconocedores de que la ciencia occidental moderna no les ha contado toda la verdad sobre algo tan aparentemente simple o “superado” como es el como se forma el color
El término longitudinal aparece en las ecuaciones de Maxwell. Pero sin embargo, como explica Eric Dollard, fue reducido a cero para "simplificar" los cálculos.
El término longitudinal aparece en las ecuaciones de Maxwell. Pero sin embargo, como explica Eric Dollard, fue reducido a cero para “simplificar” los cálculos.
Entonces, una simple pregunta me viene; ¿ Tenemos sobrevalorada la confianza en la ciencia moderna? ¿ Por que seguimos pensando que lo “científicamente demostrado” es sinónimo de “verdad absoluta”? ¿ Por que seguimos creyendo erróneamente que solo podemos entender el universo si vivimos ajenos a nuestras emociones o impresiones subjetivas y separadas del resto del Mundo?  ¿ Realmente la ciencia moderna duda de todo como dice, o a veces, solo de lo que le conviene? ¿ Es verdaderamente el electromagnetismo un fenómeno cerrado que encubre importantes errores de base o bien es una ciencia abierta que debería de estudiar básicamente el Éter o quintaesencia que por otra parte, fue el gran tema de estudio de las ciencias tradicionales?
Que el mundo sea algo objetivo, explicable exclusivamente a través de unas leyes mecánicas, físicas y bioquímicas, es algo irracional (es decir un acto de fe y carente de razón). Pero ahora sabemos por muchos motivos que es mentira, a pesar de que la cuántica ya nos advirtió sobradamente de ello, a la que Goethe se adelantó 100 años antes.
Afortunadamente, somos algo más que un mera máquina bioquímica sin alma.
Cuadro Final Electricidad - Color. El cuadrante de la energía y los cuatro éteres de Steiner.
Cuadro Final Electricidad – Color. El cuadrante de la energía y los cuatro éteres de Steiner.

Bibliografia y enlaces.

No comments: