Wednesday, January 13, 2016


El juez De la Mata no se cree que Pujol Ferrusola sea experto «en materia de saltos ecuestres»

Ironiza sobre los 20.000 euros que pagó un vicepresidente del Barça a «junior» para que buscara un terreno para una hípica que no encontró. El juez investiga blanqueo en operaciones de más de un millón de euros entre Vilarrubí y Pujol Ferrusola
Jordi Pujol Ferrusola, durante su comparecencia en la comisión de investigación del Parlamento catalán - EFE
El juez de la Audiencia Nacional José de la Mata está volcado con la investigación a la familia Pujol Ferrusola que heredó de Pablo Ruz. Las diligencias, abiertas en 2012 en el Juzgado Central de Instrucción número cinco, se han traducido en la imputación de Jordi Pujol, Marta Ferrusola y tres de sus hijos, Jordi -cuyos negocios fueron el origen de las pesquisas-, Josep y Pere. También hay más de una decena de empresarios investigados, entre ellos el vicepresidente segundo del F.C. Barcelona, el empresario Carles Vilarrubí. Este recurrió su imputación, pero el juez De la Mata la ha rechazado en un auto en el que incide en las sospechas de blanqueo capitales que presentan sus negocios con el primogénito de los Pujol. La Udef investiga relaciones «comerciales» entre ambos que suman algo más de un millón de euros repartidas entre los años 1995 y 2012.
Una de las más discretas, 20.000 euros, sirve al juez De la Mata para evidenciar los indicios de blanqueo del caso. Al parecer, Carles Vilarrubí, que es socio de una compañía que organiza eventos hípicos y preside una asociación de propietarios de caballos, encargó a Jordi Pujol Ferrusola que «buscara instalaciones para organizar concursos deportivos ecuestres». No consta trabajo alguno, pero una de las empresas de Pujol Ferrusola, Project Marketing CAT, «sin actividad económica real, sin personal propio y sin conocimiento de esta actividad deportiva», recoge el auto del juez, facturó 20.000 euros. «No existe evidencia de contrato alguno, no se adivinan las capacidades que tuviera la sociedad mercantil Project Marketing CAT en materia de salto de obstáculos ecuestres, y no consta el resultado de las gestiones supuestamente realizadas», zanja el magistrado de la Audiencia Nacional.
Carles Vilarrubí i Carrió
Carles Vilarrubí i Carrió- F.C. BARCELONA
José de la Mata enumera los negocios que compartieron Pujol Ferrusola y el vicepresidente segundo del F.C. Barcelona, sospechosos de operaciones encubiertas para blanquear dinero. Estos comienzan en 1995, cuando Pujol Ferrusola recibió 75 millones de pesetas en una cuenta en Andorra e, inmediatamente, transfirió a otra relacionada con Vilarrubí en el mismo país 50 millones «sin razón aparente alguna». Vilarrubí, que colaboró con Jordi Pujol padre antes de que este entrara en la Generalitat, sostiene que esos fondos eran un préstamo del hijo de Pujol a la sociedad Restaurantes de Cerdanya, de la que el empresario solo tenía el 4% de las acciones.
En el año 2000, «la dinámica se repite, y Pujol Ferrusola transfiere a Vilarrubí seis millones de pesetas». Por otro lado, entre los años 1998 y 2000, «junior» realizó ocho transferencias que ascienden a casi 21 millones de pesetas (casi 125.000 euros), si bien el juez reconoce que el beneficiario de estos «pudiera ser» Vilarrubí, aunque no está del todo acreditado.
Entre 2004 y 2012, la sociedad CVC Grupo Consejeros S.L., de la que es administrador el vicepresidente del Barcelona, abona a la principal empresa de Pujol Ferrusola, Iniciatives Marketing i Inversions, 330.600 euros y otros 251.652,72 a la ya citada Project Marketing CAT. Luego, entre 2011 y 2012 se produce el pago de los 20.000 euros para buscar terrenos para una hípica y otros 55.877 euros directamente a una cuenta nominal del primogénito de Jordi Pujol y Marta Ferrusola. Ante la ausencia de justificación de estos trabajos, el juez entiende que «pudieran ser racionalmente constitutivos de delito de blanqueo de capitales», según recoge en uno de los autos emitidos el pasado 30 de diciembre.

No comments: