Sunday, June 14, 2015

Pakistán recula y permite trabajar a Save The Children

  • El Gobierno de Pakistán ha acusado a la ONG de colaborar con la CIA varias veces

  • Funcionarios reconocen que la organización era vigilada 'desde hace mucho tiempo'

Un policía vigila la oficina de la ONG Save the Children, el pasado...
Un policía vigila la oficina de la ONG Save the Children, el pasado jueves. EFE

El Gobierno de Pakistán da marcha atrás y suspende la orden de cancelar las operaciones de Save The Children en el país, tal como anunció esta semana, cuando acusó a la organización de actuar contra la nación asiática.
Las oficinas del grupo humanitario en Islamabad fueron selladas el jueves por orden del ministerio del Interior, la misma cartera que ahora recula a través de una carta que permite a la ONG reanudar sus actividades.
"La autoridad competente desea que la acción en la carta anterior [la que obligaba al cierre de la ONG] se mantenga suspendida hasta nueva orden", señala el documento ministerial.
"La organización puede continuar su trabajo en Pakistán como lo ha venido haciendo durante décadas hasta nuevas órdenes", confirmó a la prensa local un alto funcionario de Interior, que añadió que el Gobierno está en pleno proceso de regular la situación de todas las organizaciones internacionales a las que se está pidiendo que cumplan las leyes si no quieren abandonar el país, una advertencia que ya lanzó el viernes el propio ministro, Chaudhry Nisar.
En varias ocasiones el Gobierno de Pakistán ha acusado al grupo humanitario británico de colaborar con la CIA y Shakeel Afridi, el médico que utilizó Estados Unidos para llegar hasta Bin Laden a través de una falsa campaña de vacunación. Tras el cierre de su sede, funcionarios reconocieron que la organización era vigilada "desde hace mucho tiempo"; una vigilancia que les llevó a concluir que estaba realizando "actividades contra Pakistán".
Save The Children, que trabaja desde 1980 en Pakistán, cuenta con 1.200 empleados locales en proyectos en más de 60 distritos y siempre ha negado cualquier vinculación con los servicios de inteligencia estadounidenses.
La orden de su reanudación se ha conocido el domingo, pero la carta está fechada el 12 de junio, es decir, sólo un día después de que las autoridades echasen el candado a las oficinas de la ONG y el mismo día que Nisar aseguraba ante los medios que el Ejecutivo de Nawaz Sharif no tendrá ningún reparo en expulsar del país al grupo que incumpla las leyes. En esa comparecencia el ministro afirmó que estaba recibiendo informes de los servicios de inteligencia sobre actividades sospechosas de algunos grupos humanitarios.
Precisamente ese mismo día el Departamento de Estado de Estados Unidos mostró su "preocupación" sobre la mano dura del gobierno paquistaní ante las organizaciones humanitarias extranjeras y pidió un proceso transparente para que pudiesen trabajar legalmente sobre el terreno.
El portavoz del Gobierno de Obama se refirió también a la situación que atraviesa India, país vecino de Pakistán, ya que actualmente las autoridades tienen la lupa puesta sobre una lista de 16 organizaciones internacionales de las que sospechan que están interfiriendo en los intereses nacionales indios.
El caso más sonado es el de Greenpeace, entidad ecologista a la que le fueron canceladas las cuentas bancarias después de que el Ejecutivo de Narendra Modi la acusase de actuar contra el país y de incumplimientos fiscales. La semana pasada un tribunal de Delhi desbloqueó dos de esas cuentas, lo que ha evitado que la organización cierre en el país, si bien el conflicto que mantiene con el Gobierno está lejos de disiparse.

No comments: