tercera guerra mundial

La Tercera Guerra Mundial. Fase 3: La Guerra Mundial clásica (primera parte)


Semanas atrás ya expuse que la Tercera Guerra Mundial, la guerra de estos tiempos no es como la que conocemos por los libros o las historias de nuestros abuelos. La guerra moderna se divide en tres fases: la guerra sutil y discreta; la guerra económica y psicológica; y la guerra mundial clásica. ¿Te atreves a saber más de esta última?

Recién acabada la reunión Bilderberg 2014 comenté que dicha reunión era una de las más bélicas que recuerdo; solo hay que mirar la lista de los invitados para darse cuenta. Desde entonces puedes ver y leer en cualquier mass media conflictos de todo tipo: Ucrania, Rusia, la aparición del ISIS, África, Oriente Medio… Hasta llegar a los últimos atentados en París.
“Quienes crean que la eterna cuestión de guerra y paz en Europa no podría volver a darse estarían completamente equivocados. Los demonios no han desaparecido, están solo durmiendo, como demostró la guerra de Bosnia y Kosovo”[1]  – J. Claude Juncker (actual presidente de la Comisión Europea).
Un imperio global como nunca ha existido. Aunque muchos no lo han percibido aún, la democracia actual es totalitarismo que ninguno de nosotros ha votado en las urnas. ¿Tú has votado el Tratado de Lisboa? ¿Tú has votado a Van Rompuy como presidente de todos los europeos? ¿A Juncker, quizás? Yo no. Son solo tres ejemplos de lo que sucede cuando se cede la soberanía nacional a este tipo de entidades supranacionales.
“Muchos gobiernos deben darse cuenta que perdieron su soberanía nacional hace tiempo”Mario Draghi (presidente del Banco Central Europeo).
Para controlar las emociones de los seres humanos, para mantenerlos como esclavos en un estado de eterna angustia, crisis emocional, miedo e incertidumbres que los lleve a la parálisis, a estar perdidos en un mundo que perciben enloquecido.
Hitler, no olvidemos que fue elegido democráticamente, actuó así:
1. Creó un enemigo al que culpar de todos los males de la nación: en su caso, los judíos, los gitanos, los homosexuales, los disminuidos…
2. Dió sentido a las vidas de los jóvenes alemanes, en este caso, armándolos y permitiéndoles todo tipo de atrocidades y corrupciones en nombre del gran proyecto germano.
¿Piensas que los amos del mundo actúan muy diferente?
En Europa han convivido y conviven musulmanes, cristianos y judíos. Y alguien se está preocupando desde hace décadas de inocular el virus del rumbo perdido y transformarlo en odio que acreciente esas tensiones en vez de tender puentes para derribarlas.
¿Has oído hablar de la “guerra justa”?
Es una expresión del Salmo 2 del Antiguo Testamento donde se señala que Dios “es el que juzga y hace las guerras justas”.
En diciembre de 2009, Barack Obama recogía el Premio Nobel de la Paz defendiendo en su discurso la “guerra justa”. Recibiendo la mayor distinción mundial por la paz nos estaba hablando de la guerra.


Justifica Obama “guerra justa” al recibir el Nobel por teleSUR_tv
  ¿Te das cuenta? Es un hecho sin precedentes pues nunca antes ninguno de los galardonados aludió a la necesidad de una guerra en un momento en el que se recoge un premio por una supuesta contribución a la paz. Este es uno de los últimos términos introducidos por el imperio Bilderberg.
Desde el origen del mundo, la fuerza bruta es el mecanismo por el que el más fuerte, o grupos débiles que unidos adquieren fuerza, dominan a otras tribus menos estructuradas o más pacíficas. Pero, ¿en una sociedad que asegura salvaguardar la paz y la ley del derecho es posible recurrir a la guerra?
Continuará…

[1] El Mundo, 10 de marzo de 2013.