Friday, June 19, 2015

el "CAMBIO" es "DISIDENCIA CONTROLADA" !!! ...
Esta chica sale de Podemos y os explica mejor que nosotros cómo se ha dado cuenta de el chiringuito que tienen montado los de la cúpula.
Desde aquí mi apoyo a la gente honrada que ha atrapado Podemos para canalizar su ansia por cambiar esto:
Yo, Maria Tatiana Yáñez-Barnuevo Malo por la presente comunico mi dimisión del cargo de Consejera ciudadana de Santander y de mi puesto en la lista de candidatos que Podemos Cantabria presentará a las elecciones autonómicas del próximo mes de mayo.
Mis razones son estrictamente morales, mi conciencia no me permite permanecer por más tiempo en un lugar en el que la ética de los cargos electos está en peligro de extinción.
Durante el último año he sido testigo de hechos muy desagradables, faltas de ética, abusos de poder, gritos, insultos… y si no lo saqué a la luz, ni siquiera trasladándolo a la Asamblea, fue por un mal entendido respeto por el proyecto, no quería que eso dañase la imagen de Podemos y menos que afectase negativamente a toda la gente que de verdad necesita que las cosas cambien. Si he de ser sincera me arrepiento de no haber dicho nada antes, porque quizás si lo hubiese dicho esas personas no serían ahora candidatas a representarnos en el Parlamento, creo que callando le he hecho un flaco favor a la sociedad.
Si he aguantado hasta ahora dentro de Podemos ha sido por la falsa creencia de que se trataba de conductas exclusivas de compañeros de mi entorno y confiaba en que, con el tiempo, se solucionarían porque vendría la comisión de garantías a poner orden, pero el descubrir que desde la cúpula se permiten y se fomentan dichas actuaciones y que no son, ni mucho menos, hechos aislados si no que ha resultado ser un modus operandi del sector oficialista en todo Podemos me ha abierto definitivamente los ojos.
La razón que me ha hecho continuar estas semanas a pesar de los últimos acontecimientos ha sido que multitud de compañeros nos han pedido que aguantásemos y que no les dejásemos solos en manos de las personas que actualmente dirigen Podemos en Cantabria y Podemos a nivel estatal pero no puedo legitimar con mi participación un partido en el que el fin justifica absolutamente cualquier medio.
El partido en el que se ha convertido Podemos no es ni de lejos el proyecto horizontal, participativo, con el cambio social como fin en el que yo llevo trabajando un año.
En cuanto a la democracia interna: Por delante te dicen que entre todos y todas elegiremos a nuestros cargos y a nuestros representantes pero, por detrás, el proceso está todo completamente dirigido. Funciona así: la cúpula elige, a dedo, a sus hijos predilectos, sobre todo personas que aunque no destacan especialmente sí que han demostrado ser muy obedientes, concretamente en el caso de Cantabria muchos de los candidatos son personas que, en un momento dado, han recibido una orden desde la cúpula para que actúen de una manera poco ética con una compañera y no han dudado en hacerlo.
Pues bien, con estas personas se crean las listas oficialistas con amiguetes y amiguetes de amiguetes de amiguetes. Y al elegir unas listas “oficiales” el resto de listas y compañeros pasan de la noche a la mañana a convertirse en “extraoficiales” una especie de listas de segunda que la cúpula denomina como “sector crítico” a pesar de que jamás hayan criticado nada ni a nadie. Y no contentos con eso se dedican a promocionar las listas de amiguetes utilizando los propios medios de los que dispone el partido violando descaradamente el protocolo de neutralidad. ¿Pero qué se consigue con eso? Pues es sencillo, aunque todas las personas que participasen en los círculos votasen al “sector crítico” porque les conocen en persona y conocen su labor y su ética, siempre serían más numerosos los inscritos que votan fiándose de la opción que propone Madrid, porque claro, por algo será que éstos son los oficiales y estos otros no lo son.
En cuanto a la participación: Mientras se nos hablaba de la participación ciudadana, de hacer política entre todos y todas y de que Podemos era completamente diferente a otros partidos porque contaba con lo famosos círculos que se suponía que eran plataformas para que todos los ciudadanos pudiesen participar de la política, mientras se decía eso, por detrás, el equipo de Pablo Iglesias estaba redactando unos documentos en los que despojaba completamente a los círculos de la posibilidad de formar parte de las decisiones políticas, solo les dejaba el espejismo de participación de poder elevar propuestas a los Consejos. Vamos, que se les dio permiso para tener un reluciente buzón de sugerencias, pero son solo eso, sugerencias, que los Consejeros, en reuniones a puerta cerrada, decidirán si son útiles para ellos o acaban en la basura..
Pero claro, la mayoría de las personas que votaron para aprobar esos documentos no los habían leído antes porque confiaban en la buena fe de los redactores y eso, aderezado con el famoso chantaje en el que Iglesias dejó claro que si no se aprobaba lo que él decía se iba, no dejó muchas opciones al respecto.
Y para empeorar aún más la situación, desde que se eligió el Consejo ciudadano estatal, que está íntegramente formado por los candidatos elegidos a dedo por los cabecillas, los estatutos están siendo modificados por dicho Consejo a golpe de reglamento, reglamentos que son decididos a puerta cerrada por supuesto, y que desautorizan cosas que ya fueron aprobadas en su día pero que ahora ya no son interesantes para la cúpula.
En cuanto a la cuestión del cambio social es también un mero espejismo. Con el poder mediático que ha tenido Podemos este año, si hubiese habido interés de verdad, se podrían haber cambiado multitud de cosas ya, con la cantidad de gente que arrastra la organización se podría haber orquestado una presión social que habría hecho recular muchas de las medidas del actual gobierno.
Por poner un ejemplo ¿qué habría pasado si Pablo Iglesias le hubiese pedido a la gente que sacase sus ahorros de los bancos que practican desahucios hasta que se comprometiesen a pararlos? Pues que se habrían terminado los desahucios de un plumazo. Pero lamentablemente hay otras prioridades, se ve que es mucho más importante pedirle a la gente que asista a una manifestación para la que se gastaron cientos de miles de euros tan solo en el transporte, no para pedir nada en concreto, si no tan solo para poder decir “miradnos, aquí estamos”.
Y no solo no se intentan cambiar las cosas si no que las propuestas de apoyo social son boicoteadas por cierto compañeros, a mí en concreto se me ha impedido darle difusión a la problemática de la tala de árboles en el Parque de la Marga, a la marcha que iban a realizar los trabajadores de la empresa GREYCO afectados por los despidos, no se apoyó y ni siquiera se le dio difusión a la manifestación contra los desahucios…
Y en cuanto al tema municipal es ya algo tremendo cómo ciertas personas (miembros de la candidatura oficialista) han estado dinamitando el trabajo de los propios compañeros. La Asamblea ciudadana de Santander decidió por una abrumadora mayoría impulsar y apoyar una iniciativa para concurrir a las elecciones municipales, emocionados por poder cambiar nuestro municipio, algunos miembros del Consejo ciudadano de Santander recogimos la petición de la Asamblea ciudadana y dedicándole horas y horas de sueño conseguimos impulsar una iniciativa municipal que ahora luce orgullosa el nombre de “Santander sí puede”, cual no fue nuestra sorpresa cuando vimos que nuestros propios compañeros intentaban dinamitar el proyecto, hablando mal de nosotros y del partido (el consejero estatal incluso llegó a decir en su twitter que él iba a votar un partido de la oposición) llamando por detrás a los medios para decir que Podemos no apoyaba ese nuevo partido (a pesar de que eso no es cierto) etc etc etc
En definitiva, no voy a permanecer en un lugar en el que a nuestros representantes se les llena la boca en los mítines hablando de la participación ciudadana que hay en Podemos mientras que por detrás te dicen con sorna que “los círculos no pintan la mona en las decisiones políticas de Podemos” y que su función es pegar carteles y preparar apoderados. En vez de darle a la gente herramientas y acompañarles y aconsejarles mientras hacían verdadera política ciudadana han preferido dejar de lado a la gente y tomar las decisiones entre cuatro ¿y para eso tanto follón? Para eso ya existían muchos partidos, no hacía falta ilusionar a tantas personas para luego arrebatarles la ilusión.
No voy a permanecer en un lugar donde las voces críticas son enmudecidas, donde se expulsa a compañeros con procedimientos ilegales solo porque puedan representar una competencia sana frente al sector oficialista solamente porque, como dice Pablo Iglesias, necesitan un partido “disciplinado”.
No voy a permanecer en un lugar en el que las personas llegan a lo más alto no por su excelencia moral, ni por su ética, ni por su compromiso social, ni por su experiencia, ni por su formación, ni por su inteligencia si no por su capacidad de arrimarse al sol que más calienta con una cerveza en la mano.
No voy a permanecer en un lugar en el que no se habla de la gente ni de cómo transformar la actual situación de emergencia social si no de qué estupendos somos los de Podemos y la paliza que le vamos a dar al PPSOE como si el ganar fuese un fin en sí mismo.
No voy a permanecer en un lugar en el que las propuestas urgentes de apoyo a los movimientos sociales son ignoradas en los chats como si no hubiese nadie y minutos después aquello esté en plena efervescencia porque “sale Pablo en la sexta” y los compañeros que no estaban para contestar a un tema social estén ahora jaleando a sus líderes cual club de fans enfebrecidos.
No voy a permanecer en un lugar en el que las burlas, los insultos, y el acoso emocional por parte de cierto sector son el pan nuestro de cada día.
No voy a permanecer en un lugar en el que los “compañeros” permiten las agresiones y los agresores chantajean moralmente a las víctimas diciéndoles que si lo hacen público dañarán a Podemos.
No voy a permanecer en un lugar en el que la gente utiliza el dolor de una anciana para ponerse laureles en público diciendo que vamos a echar al alcalde etc etc mientras que por detrás se pretende dar un paso atrás en el municipio porque “El proyecto de Podemos es más importante que un puto Ayuntamiento”.
No voy a permanecer en un lugar donde un consejero estatal trae una “orden de la cúpula” de boicotear la actividad de una eurodiputada con la premisa de que “no tiene peso en el partido” y desde luego no voy a permanecer en un lugar en el que las personas que me van a representar no solo acatan sin chistar semejantes vilezas si no que las defienden y las aplauden.
En Santander a 10/4/2015

No comments: